Municipios de Oaxaca que encabezan lista por feminicidios

29/03/2020 - 06:00

Redacción MX Político

San Antonio Huitepec, San Bartolo Coyotepec, San Juan Cotzocón y Santiago Jamiltepec figuran dentro de los 100 primeros municipios del país por “presuntos delitos de feminicidio” dentro del listado del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) correspondiente a los dos primeros meses del 2020.

Ubicados del 82 a la 86, en la posición de la tabla, los municipios oaxaqueños fueron reportados en cada caso con un “presunto feminicidio”, peso a que tanto Coyotepec como Jamiltepec, tienen alerta de violencia de género, decretada desde agosto de 2018.

Cifras del SESNSP sólo reportan que 4 casos anteriores son lo únicos feminicidios cometidos en la entidad, de enero a febrero, aún cuando en lo que va del año se han registrado 29, según el recuento del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

Angélica Ayala Ortiz, presidenta del GESMujer, señaló que las cifras del Secretariado Ejecutivo deben ser tomadas con mucha reserva debido a que están basadas en los datos que proporciona la Fiscalía de Justicia del Estado de Oaxaca, “la cual ha evidenciado su incapacidad para  identificar los casos, falta de voluntad política y, si bien, la tendencia de asesinatos violentos de mujeres ha subido año con año, sin embargo, de acuerdo con los datos del SESNSP hay una drástica disminución desde que empezó la administración de Alejandro Murat”, expuso.

Ayala Ortiz dijo que desde el movimiento feminista se ha pedido que todas las carpetas de investigación se abran por feminicidio y si en el camino se detecta que no es, se reclasifique. Aquí -puntualizó- está sucediendo lo contrario pese a que hay elementos para hacerlo pues en más del 90% de los asesinatos de mujeres se desconoce quién es la persona responsable. “Si el primer elemento es si había existido una relación con la víctima, íntima, de concubinato o matrimonio, pero en más del 90% de los casos se desconoce si hay una relación, entonces estamos hablando de que se ostenta mucho el análisis para poder tipificar como feminicidio”

“Tenemos dos casos fundamentales que nos hacen desconfiar; uno de éstos es de la joven que fue asesinada el año pasado en Puerto Escondido que había sido primero declarada como desaparecida, luego se encuentra en un lugar expuesto su cuerpo con huellas de violencia sexual y el dictamen es que murió por asfixia. Otro caso es el de María Elena que durante tres meses había estado tipificado por lesiones, pero si no es por el movimiento feminista que puso sobre la mesa los antecedentes de amenaza, se hubiera quedado como lesiones y no como tentativa de feminicidio”, expuso.