Los querían linchar en Tamazulápam Mixe por haberse contagiado de COVID-19

20/05/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político


Una pareja que fue la primera contagiada por el COVID-19 en la comunidad de Tamazulápam del Espíritu Santo, Mixe, iba a ser linchada por pobladores al acusarlos a través de las redes sociales en esa comunidad de ser quienes llevaron la pandemia.

Sin embargo, las personas no habían salido de su comunidad y por lo cual tuvieron que acudir a solicitar la protección de un amparo para que las autoridades sanitarias intervinieran, y además proceder en contra de la autoridad municipal por permitir una serie de festividades en la comunidad.

Las dos personas, de identidad reservada, no habían salido de la comunidad desde el mes de febrero, pero por la profesión de uno de ellos, atendió a personas con síntomas del coronavirus que llegaron a la población debido a diversas festividades celebradas en la comunidad.

Tras la difusión de sus datos en las redes sociales y el aparato de sonido en esa comunidad, hubo comentarios de los habitantes que se organizarían para buscarlos y lincharlos por llevar la pandemia, cuando su único error fue atender a personas que presentaban algunos síntomas y por lo cual resultaron contagiados.

Sobre el caso, el licenciado, Gerardo Francisco López García indicó que el 10 de mayo  promovió un juicio de amparo electrónico en nombre de dos personas de identidad reservada que fueron los primeros contagiados en la población de Tamazulápam del Espíritu Santo, Mixe, Oaxaca, del virus COVID-19.

La protección de la justicia federal fue en contra del Regidor de Salud y Equidad de Género de dicha población por haber violentado los derechos humanos de las dos personas, ya que a pesar de que  los quejosos se encuentran en cuarentena obligatoria por el contagio, la autoridad municipal ese mismo día a través de altavoces municipales avisaron a toda la comunidad sus nombres y que estos habían llevado “el mal a la comunidad”.

Con ello denigraron a los dos habitantes de esa comunidad, ya que por las bocinas municipales dijeron los nombres completos y la dirección de su domicilio, al acusarlos que ellos llevaron la enfermedad COVID-19 a la población, precisó el litigante.

Toman medidas

Ante ello, el Juzgado Décimo de Distrito en el estado de Oaxaca, concedió el 11 de mayo una suspensión de plano a efecto de que la autoridad municipal se abstuviera a seguir publicando datos personales, o de cualquier otro acto de los prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Federal,

Otra de las indicaciones fue para tomar las medidas necesarias y pertinentes urgentes de acuerdo a lo establecido por el Gobierno Federal para evitar la propagación del virus COVID-19, además de que las autoridades responsables, inmediatamente ordenaran a quien corresponda, les otorguen la atención y tratamiento médico que requieran referente al virus SARS COV2 (COVID-19), y de ser el caso de urgencia los traslade al lugar competente donde puedan ser atendidos.

El Juez de Amparo consideró que no requería a los directos quejosos para que manifestaran si ratificaban o no la demanda de amparo promovida a su favor por el abogado López García; ya que, de la lectura íntegra del escrito de demanda, se advertía que dichos quejosos se encuentran aislados por estar infectados del virus SARS COV2 (COVID-19), lo que conllevaría a poner en riesgo la salud del personal del Juzgado Mixto de Zacatepec, Mixe que le correspondería realizar dicha diligencia.

El Juez Federal requirió a las autoridades responsables, para que dentro del plazo de veinticuatro horas hicieran del conocimiento del Juzgado la forma y términos en que den cumplimiento a la suspensión decretada, realizando un apercibimiento que, de no hacerlo, su conducta actualizará el delito previsto por el artículo 262, fracción III, de la Ley de Amparo, y de inmediato se daría vista a la Agente del Ministerio Público de la Federación para los efectos legales a que hubiere lugar.

Asimismo, por lo difundido en redes sociales y en algunas páginas de Facebook, que en varias comunidades hubo diversas festividades, el juez ordenó cumplir con los lineamientos de las autoridades sanitarias de suspender eventos masivos.

En la población fueron autorizados la celebración de diversas fiestas patronales y eventos deportivos públicos que exponen gravemente la salud colectiva, donde diversos paisanos de dicha población radicados en distintas zonas de la República Mexicana y del extranjero llegaron.

Asimismo, en plena contingencia se celebraron fiestas patronales de Las Peñas, de Tierra Blanca y de Tierra Caliente, agencias pertenecientes a Tamazulapam del Espíritu Santo, pese a que existe la prohibición expresa del consejo de salubridad federal de celebrar estos eventos, expuso el litigante.

Pobladores indicaron que durante las celebraciones fue prohibido el uso de celulares, cámaras fotográficas o cualquier otro dispositivo que tome fotografías y videos en las fiestas autorizadas y celebradas, así como su promulgación por los habitantes.

El abogado Gerardo Francisco López García, hizo mención que el hecho de que las personas se encuentren infectadas con el virus COVID-19, no le permite a las autoridades de cualquier nivel el violentar sus derechos humanos y garantías, ni tampoco les faculta para hacer una exposición pública de los datos personales de los enfermos.

Pero si les compete realizar todas las medidas necesarias para frenar la propagación de la pandemia, lo cual no han realizado, para prevenir el virus COVID-19 y pone en riesgo a la población en general, sin que sea justificante un régimen de usos y costumbres, pues éste nunca puede estar por encima de la Constitución.


GPP