Más de 15 mil oaxaqueños fueron víctimas de la corrupción durante 2019

24/05/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político


Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México, acabar con la corrupción fue una de sus principales promesas en su plataforma política, pero hasta el momento no ha ocurrido, en cambio se ha incrementado.

De cada 100 mil habitantes de Oaxaca, 15 mil 897 fueron víctimas de corrupción durante 2019, cifra 42 por ciento superior a la de 2017, cuando 11 mil 192 fueron víctimas, así lo revela la Encuesta Nacional de Impacto Gubernamental (ENCIG), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“En el estado de Oaxaca el 90.1 por ciento de la población de 18 años y más percibió que los actos de corrupción en su entidad son muy frecuentes o frecuentes. A nivel nacional 87 por ciento de la población percibió que los actos de corrupción en su entidad son muy frecuentes o frecuentes”, señala el INEGI.

En total son más de 400 mil personas en Oaxaca quienes consideran que la corrupción es frecuente o muy frecuente en la entidad, mientras que 35 mil opinan que son poco frecuentes o que nunca suceden.

La encuesta detalla que, en el 2019, el costo total a consecuencia de la corrupción en la realización de pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades fue de 12 mil 770 millones de pesos, lo que equivale a tres mil 822 pesos promedio por persona afectada, mientras que en Oaxaca es de tres mil 300 pesos.

En la entidad, el 88.1 por ciento de la población mayor de 18 años y más percibió que la corrupción es una práctica muy frecuente o frecuente en los partidos políticos, seguido de las corporaciones policiacas, con el 84.4 por ciento.

La ENCIG 2019 proporciona información sobre la percepción de la población acerca del fenómeno de corrupción y las experiencias de corrupción que sufrió la población al realizar pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contacto con servidores públicos durante 2019.

Durante 2019, a nivel nacional, la percepción sobre la frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno se redujo, al pasar de 91.1 por ciento en 2017, a 87 por ciento en 2019. Sin embargo, la tasa de prevalencia de corrupción se incrementó de 14 mil 635 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2017, a 15 mil 732 en 2019.

OAXAQUEÑOS DESCONFÍAN EN GOBIERNO
Ocho de cada 10 personas mostraron su desconfianza en el Gobierno Estatal, lo mismo que para los gobiernos municipales. En cambio, los oaxaqueños piensan que la corrupción está menos presente en sus vecinos, familiares, Ejército, Marina y Guardia Nacional.

“En Oaxaca, la tasa de trámites donde la población tuvo contacto con algún servidor público y experimentó al menos un acto de corrupción fue de 24 mil 778 por cada 100 mil habitantes. A nivel nacional, la tasa de incidencia fue de 30 mil 456 por cada 100 mil habitantes”, detalla el estudio.

MAYOR CONFIANZA EN FAMILIARES
En cuanto al nivel de confianza en las instituciones o actores de la sociedad, el 87.5 por ciento de la población de 18 años o mayores identifica a sus familiares como los más confiables, por otro lado, el 18.2 por ciento señala a los partidos políticos como las instituciones que menos confianza generan.

Los sindicatos, la Cámara de Diputados, los Ministerios Públicos, los jueces y magistrados, los gobiernos estatales y municipales, los servidores públicos, los policías y los empresarios no generan confianza ni en el 50 por ciento de la población.

Es importante resaltar que el 71.7 por ciento de la población de 18 años y más refirió que la inseguridad y la delincuencia es el problema más importante que aqueja a Oaxaca, seguido de la corrupción, con 44.5 por ciento y la pobreza, con 44.2 por ciento.

Llama la atención que el problema menos importante para los oaxaqueños son los desastres naturales, seguido por la falta de rendición de cuentas, la falta de coordinación entre diferentes niveles de gobierno y la mala aplicación de la ley.

OAXAQUEÑOS, DESCONTENTOS CON SERVICIOS PÚBLICOS
Oaxaca se encuentra entre los cinco estados en donde su población no está satisfecha con los servicios públicos básicos, con el 37.7 por ciento de su población mayor de 18 años o más que lo reprueba.

“La satisfacción de la población con los servicios de educación pública básica, educación pública universitaria, servicios de salud del IMSS, ISSSTE y Centros de Salud Estatales o Seguro Popular, energía eléctrica, transporte público masivo automotor, autobús de tránsito rápido, metro o tren ligero y autopistas con casetas de cuota pasó de 45.5 por ciento en 2017, a 47.2 por ciento en 2019”, señala la encuesta.


GPP