María Elena Ríos es seleccionada para estudiar dirección orquestal

26/05/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político

Seleccionada en la convocatoria CurArte Oaxaca, María Elena Ríos Ortiz, sobreviviente de feminicidio volvió a encontrarse con la música, actividad que -señala- le da sentido a su vida, sin embargo, lo anterior -aclara- no quiere decir que haya recuperado la normalidad o la tranquilidad, pues hasta el momento continúa prófugo uno de los autores intelectuales del ataque con ácido, en tanto que el proceso contra el empresario gasolinero Juan Vera Carrizal se encuentra congelado.

“Tocar es mi refugio y no porque tenga el ánimo de tocar quiere decir que ya estoy bien. No estoy bien, a mí me cambiaron la vida. Yo vivo con dolor y no sé cuándo se me va a quitar. Ahorita no estoy llevando tratamiento porque no se puede, lo que sí se puede es la detención del hijo de mi agresor, pero no lo están haciendo, se están burlando de mí, me están tomando el pelo”, señaló.

La joven saxofonista atacada con ácido el 9 de septiembre de 2019 manifestó que luego de la detención del exdiputado local y la conferencia dada por el fFiscal de Oaxaca Rubén Vasconcelos Méndez, la instancia de procuración de justicia pareciera haber dado por concluido el caso, ya que a más de 40 días no han informado del avance en el proceso.

“Vivo en incertidumbre diaria, es con lo que amanezco pensando. Sigo viviendo con miedo porque hay alguien en libertad que puede hacerme daño. No me han hecho justicia”, destacó.

“La música, el sentido de mi vida”

Para sobrellevar la incertidumbre María Elena comenzó a estudiar en línea Dirección orquestal y recientemente fue seleccionada en la convocatoria CurArte Oaxaca de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, para la cual decidió participar atraída por el nombre.

“Cuando vi el título de la publicación traté de relacionarlo con mi vida, curarme desde el arte, desde la música que es lo que me gusta hacer. Haber sido seleccionada me hace feliz porque me permite seguirme preparando y de cierta manera comprometerme”, explica.

Conforme a las bases, María Elena presentó el proyecto “La otra cara del saxofón” dirigido principalmente a niñas y niños que se inician en la música. En este proyecto María Elena explica cómo en Oaxaca la música está ligada a la vida de las personas prácticamente desde el momento en que se nace, y aunque muchos crecen entre las bandas de música y llegan a tocar algún instrumento, se desconoce el origen de éstos. 

“Esto me mantiene un poco ocupada y tranquila mentalmente porque sigo viviendo esta incógnita de lo que va a pasar con mi caso. Me preocupa que por parte de las autoridades pareciera que ya está olvidado mi caso. Estamos viviendo tiempos difíciles de pandemia, pero las personas que se encargan de ejecutar la ley tienen la preparación para resolver bajo cualquier circunstancia los problemas que tenemos los ciudadanos. Un intento de feminicidio no es cualquier cosa”


GPP