Hospitales en Oaxaca rechazan a pacientes graves de covid-19

27/05/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político
 

Tuvo que hacer público su tortuoso peregrinar que inició el fin de semana, para que las autoridades del sector salud lo contactaran y le ofrecieran la ayuda que hasta este lunes no llegaba. Emmanuel acudió con su padre enfermo a distintos hospitales con áreas “Covid” para pedir su ingreso, pero la negativa les obligó a regresar a casa llenos de frustración e invadidos por la desesperanza.

“Ahora ya sé por qué tantos fallecidos; se niega la ayuda inmediata”, expresa el médico pasante, Emmanuel Sánchez, quien relató a esta casa editorial el suplicio que enfrentó con su padre enfermo por Covid-19 desde el sábado en la mañana, cuando inició un recorrido en cuatro nosocomios y un centro de salud, sin que brindaran atención al paciente.

De 58 años de edad, originario de San Antonino Castillo Velasco, el padre de Emmanuel se mantenía hasta ayer con un estado de salud delicado, en constante observación y con un tanque de oxígeno en su propio hogar. Los videos y las súplicas en las redes sociales, no lograron la actuación inmediata del sector salud para ayudarlo.

Inicia la odisea

Médico pasante del servicio social de la Jurisdicción sanitaria número 1, comisionado en el Centro de Salud Rural de Eloxochitlán de Flores Magón, Emmanuel expuso que desde que llegó el nuevo coronavirus a la entidad, él se mantuvo dando consultas sin ningún tipo de protección, por falta de insumos en su área de trabajo.

Desde abril, cuando la comunidad donde presta sus servicios festejó su fiesta patronal, el médico pasante afirmó que el incremento de consultas generó la atención de hasta 88 personas al día, de las cuales, el 80% tenía alguna infección respiratoria.

Pronto el centro de salud se quedó sin medicamentos y no recibía ningún apoyo; incluso él se quedaba sin comida y sin dinero, pero coincidió con el inicio de su segundo periodo vacacional, que decidió tomar después de presentar un cuadro leve de faringitis.

Expuso que ante la cancelación de corridas del transporte público en esta población, pidió el apoyo de su padre para que fuera por él y ambos se trasladaron de vuelta a casa.

Al llegar a San Antonino Castillo Velasco, Emmanuel observó que la población no llevaba a cabo ninguna medida sanitaria y decidió trasladar a su esposa e hijo a casa de los abuelos maternos.

El 2 de mayo tomó la decisión de irse con su esposa e hijo a la casa de los suegros, luego de que sus padres le dijeran que no se irían con ellos y se quedarían en San Antonino Castillo Velasco.

Dos semanas después, Emmanuel recibió una llamada de su madre para informarle que una de sus tías presentaba síntomas graves de Covid-19 (apoyada por otro médico de la familia), a quien tampoco aceptaban en algún hospital, pero que después falleció por insuficiencia respiratoria en el Hospital “Presidente Juárez” del ISSSTE.

“Recibo una llamada; mi papá está enfermo”

Días después de la muerte de su tía, Emmanuel recibió otra llamada de su madre, quien le informó que ahora su padre presentaba síntomas similares.

“Decido dejar a mi bebé y mi esposa; le pido a mis suegros que los cuide mientras yo veía la situación de mi papá”, señaló Emmanuel, quien al notar la gravedad de su padre, decidió acudir el sábado al centro de salud de San Antonino Castillo Velasco, donde le dieron una referencia y le brindaron una ambulancia para llevarlo al Hospital Civil.

Antes de llegar a ese nosocomio, con la angustia en la garganta, Emmanuel decidió probar suerte en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO), ubicado en San Bartolo Coyotepec, donde le informaron que no era posible su ingreso.

Decidió así llegar al Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso” de la capital oaxaqueña, donde le negaron la atención al señalar que ya tenían otro caso sospechoso y era imposible recibirlo. El joven médico pasante decidió regresar al de Especialidades, en un nuevo intento, pero no lo dejaron ingresar al área Covid con el argumento que “estaban llenos”.

Por la angustia de Emmanuel, quien les explicó a donde había acudido y la gravedad del estado de salud de su padre, el personal del HRAEO le dio otra referencia, pero hacia el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, ese mismo sábado.

Al encontrarse en el inmueble que es “hospital covid”, cuyo personal había renunciado hace una semana por falta de insumos y puesto en marcha de nuevo con la contratación de otra plantilla, Emmanuel no encontró la disposición para ayudarlo.

“Ahí no hay médicos ni enfermeras para atendernos. Me identifico como médico pasante y pido apoyo, me dicen que no me iban a dejar pasar hasta que no lo autorizaran entre directores, que no servía la referencia que me habían dado del Hospital de Especialidades”.

Emmanuel hizo otro intento y regresó al Hospital Civil, pero recibió la misma respuesta. Después regresó con su padre a casa y lo mantuvo en vigilancia, con un tanque de oxígeno que sus compañeros de profesión le ayudaron a conseguir.

Al día siguiente, el médico pasante observó que su padre seguía mal y su desesperación lo obligó a pedir ayuda a su jurisdicción, quien le ofreció una ambulancia para su traslado al Centro de Salud Urbano número 1, donde le realizaron una valoración y le dieron otra referencia al Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, al mismo tiempo de asegurarle que ya habían hablado con los médicos y lo estaban esperando.

Cuando llegó de nuevo al nosocomio ubicado en Reyes Mantecón, Emmanuel se encontró con la misma respuesta. “Me dijeron que no nos estaban esperando a nosotros, sino a otro paciente. Que no nos podrían atender porque no tenían suficientes insumos y caerían en una irresponsabilidad si admitían a mi padre”.

Al entrar en pánico, Emmanuel pidió a la ambulancia su traslado al Hospital General de la Zona 01 del IMSS, donde no encontró a nadie en el área de urgencias. “En el Hospital solo había una doctora y un paciente, ella ni siquiera tuvo la amabilidad de darle oxígeno a mi papá cuando le dije que su tanque ya se estaba acabando”.

El joven expuso que su padre le pidió retirarse del lugar porque ya era suficiente de tanta súplica y traslado, pero la ambulancia que lo había llevado ya se había ido.

Otro peregrinar tuvo que enfrentar Emmanuel, al solicitar el apoyo de ambulancias públicas y privadas que no quisieron acudir cuando les informaron la sintomatología del paciente.

“Un taxista que estaba en la entrada se ofreció a llevarnos a pesar de los riesgos. Nos llevó a casa, donde mi padre está aún grave, pero no ha empeorado. Mis compañeros y otros contactos me apoyaron a conseguir otro tanque de oxígeno más grande”, señaló Emmanuel, quien hasta la tarde de este lunes esperaba la llamada de autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), quien habían prometido llamarle para brindarle el apoyo, luego de que su caso se hiciera viral en las redes sociales.

“Los hospitales no están con las puertas abiertas como dicen. No están haciendo lo que dicen para enfrentar esta pandemia”.

De esta situación, el área de comunicación social de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), afirmó que el domingo en la noche la dependencia notificó al joven por correo electrónico que su padre sería atendido en el Hospital de la Mujer el lunes a las 8:00 horas, pero no llegó.

GPP