Diputado de Oaxaca basificar a trabajadores de Salud por exponerse al COVID19

01/06/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político

El coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Horacio Sosa Villavicencio, exigió la basificación de 16 médicos y 35 enfermeras que el gobierno del estado mantiene como personal de confianza, sin derechos a prestaciones, en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Manifestó que mientras el gobierno federal mantiene en la nómina de los SSO de la entidad a más de 2 mil médicos y casi 3 mil enfermeras, con todos sus derechos laborales garantizados, en Oaxaca se niegan a salvaguardar la seguridad en el empleo de quienes en este momento se encuentran en la primera línea de lucha contra la COVID-19.

Incluso, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) presentó una iniciativa de reforma de ley a fin de basificar a los profesionales de la salud, otorgar un bono mensual del 50 por ciento por encima de sus sueldos como estímulo a quienes estén en la primera línea de atención ante el coronavirus, así como facilitar la basificación a los empleados de nuevo ingreso reduciendo de seis a dos meses el periodo de trabajo previo a obtener la base y tomar en cuenta el bono para las pensiones por incapacidad o muerte, aunque las tres últimas propuestas solo estaría vigentes en el ejercicio fiscal 2020.

Por su parte, la vocera de la fracción parlamentaria de Morena, Delfina Elizabeth Guzmán Díaz, manifestó que el personal de atención a la salud al servicio del gobierno del estado no tiene prestaciones. “La Ley del Servicio Civil para los Empleados del Gobierno del Estado establece que los profesionales de la medicina son empleados de confianza y ello, adminiculado con el artículo 5, determina que quedan fuera de los beneficios de este ordenamiento jurídico”.

Expresó que esta es una muestra clara de cómo el estado de Oaxaca ha aceptado de manera ciega los dictados del capitalismo y ha contribuido de manera significativa al desmantelamiento de los servicios públicos de salud, que hoy tienen al mundo entero al borde del colapso. “Hoy tenernos oportunidad de dar marcha atrás en esta tendencia económica, que también es posición política”.

Comentó que existe resistencia por parte de profesionales de la salud para emplearse en las vacantes que actualmente promociona el gobierno del estado, debido justamente a la falta de prestaciones, entre ellas las pensiones por incapacidad o fallecimiento, así la posibilidad de estar o de afrontar con éxito la epidemia se reduce de manera drástica por su incapacidad marcada legalmente para ofrecer garantías dignas al gremio médico, que prefiere emplearse incluso en otras actividades no relacionadas con su profesión.

Consideró que debe ser una prioridad de Estado ofrecer condiciones mínimas a las personas que en el contexto de la pandemia arriesgan su salud y su vida para atender a los ciudadanos de Oaxaca, que han sido y serán contagiados por hacer  frente a la COVID-19 y a sus familias, en caso de que este trabajo los llevase a fallecer.


GPP