Central de Abasto permite acceso con cubrebocas y después de verificar la temperatura a usuarios

26/05/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político


 Luego de que las autoridades de la ciudad de Oaxaca calificaran a la Central de Abasto como una zona de alto riesgo de contagio de Covid-19, comerciantes aseveran que en el lugar se siguen todas las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus e invitan a la gente a acudir a realizar sus compras.

En entrevista con medios de comunicación, Pablo Hernández, secretario de comercio de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), aseguró que al menos cuatro áreas están cerradas, la mayoría de éstas encabezadas por organizaciones adheridas al sindicato que representa.

“Hemos estado trabajando, en apegó a las medidas de sanidad dictadas por el sector salud”, afirmó.

Indicó que los comerciantes están laborando con los órdenes de gobierno municipal y estatal a fin de garantizar la seguridad y salud de los compradores y aseguró que los comerciantes acordaron con las autoridades cerrar cuatro plazas, no obstante, la medida afectó a vendedores que expenden productos de primera necesidad.

“A pesar de las afectaciones a las familias que dependen de la actividad comercial, nos apegamos a las medidas y por ello alrededor de 2 mil comerciantes no han abierto sus negocios para contrarrestar el incremento de casos de Covid-19”, señaló.

Por otro lado, resaltó que comerciantes de la Unión Miguel Hidalgo, representada por tianguistas, el área del corralón y otros comerciantes, quienes habían acordado el cierre de sus negocios, retomarán actividades pero con las medidas de seguridad y sanidad correspondiente.

“Hay comerciantes que sí están laborando pero son los que ya habían cortado su fruta o verdura y podían registrar altas pérdidas”, indicó.

Hasta el momento, puntualizó, sólo han recibido ayuda mínima, como la entrega de cubrebocas a los comerciantes, por lo que ante el escaso apoyo al sector comercial, el dirigente pidió respaldo de las autoridades para que los vendedores continúen con su actividad.

Las áreas que permanecerán cerradas serán acordonadas y los comerciantes usarán guantes, cubrebocas y caretas para instalarse en el corralón, parte del tianguis, la calle Cosijopí, Valles Centrales y el área de los chivos.

En tanto, agregó el dirigente, la zona se sanitizará cada tres días, permitiendo la entrada a compradores y clientes sólo si estos usan cubrebocas; además se les tomará la temperatura antes de su ingreso.

GPP