Alza en productos básicos golpea bolsillo de oaxaqueños

29/03/2020 - 13:00

Redacción MX Político

Mientras que el desempleo crece por la pandemia del Covid-19, en menos de una semana los bolsillos de las familias oaxaqueñas recibieron un golpe de entre 15 y hasta 17 pesos en sólo dos productos de consumo básico como son el huevo y la tortilla.

Así, el kilogramo de la tortilla subió de 14 a 16 pesos y el cono de huevo de 30 piezas de 70 pesos a 80, 85 y hasta 90 pesos, según lo denunciado por el público consumidor.

“No es que haya sido nuestro afán de hacerlo en esta época de crisis, lo que pasa es que las variaciones del precio se deben a que el grano que nosotros compramos se cotiza en la bolsa norteamericana de granos; al subir el precio del dólar con respecto del precio del peso es en donde inician nuestras variaciones”, justificó el expresidente de la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla Tradicional en el estado de Oaxaca A.C., Jaime Eugenio Pascual.

Tras lo que llamó un ajuste, aseguró que no se tienen contemplado un nuevo incremento en las próximas fechas y manifestó que en todos los casos el kilogramo de la tortilla no puede comercializarse más allá de los 17 pesos como máximo en la capital del estado, de lo contrario tiene que ser reportado ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

El incremento más significativo se originó en el cono de huevo de 30 piezas, el cual, de 70 pesos que alcanzó en enero de 2020, pasó a los 80, 85 y hasta 90 pesos, en distintos establecimientos de la capital, según denuncias ciudadanas hechas vía redes sociales.

En medio de la crisis sanitaria y el confinamiento en los hogares para evitar los contagios, hay quienes han visto la forma de hacer su agosto acaparando productos y revendiendo más caro, es por ello que en establecimientos como Sams Club, la adquisición del producto se limitó a un cono por membresía.

“Para muchas familias es una situación muy preocupante cuando nos suben un peso o dos pesos a los alimentos; imagínese ahora que son en algunos casos hasta diez. A eso hay que sumarle que mucha gente se está quedando sin empleo. Ahora sí que no sabemos de qué vamos a morir primero, si del coronavirus o de hambre”, expresó Angélica Solís, jefa de familia, quien podría quedarse sin empleo a partir de la próxima semana con el posible cierre de su fuente de empleo.