‘Tomás Zerón sabe dónde están los 43’, firma el Padre Solalinde

04/07/2020 - 05:00

Redacción MX Político.- La secuencia de hechos con la cual la Fiscalía General de la República (FGR) reencauzó el caso Ayotzinapa, es una mezcla de “nuevos testimonios” y “datos viejos”, que permitieron seguir pistas y cruzar información, sin contaminar las pruebas que lleven a la verdad sobre el paradero de los 43 normalistas.

Los padres de los estudiantes abrazan la idea de que la eventual captura y posterior testimonio de Tomás Zerón de Lucio, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), sea clave para conocer, después de casi seis años, el paradero de los jóvenes.

La incineración de algunos de los normalistas en el basurero de Cocula, como base de la llamada “verdad histórica” que formuló la desaparecida Procuraduría General de la República, fue combatida y anulada en la investigación de la FGR, aunque parece un hecho que algunos de los estudiantes sí fueron calcinados, pero no en ese lugar que se convirtió en emblemático.

El primero en dar la versión de la incineración de todos los normalistas fue el sacerdote Alejandro Solalinde. Ocurrió el 17 de octubre de 2014, 20 días después de la desaparición de los normalistas.

Vía telefónica, el religioso hizo un recuento de cómo y desde cuándo había recibido información en ese sentido. Dijo que en seis ocasiones tuvo versiones del tema.

fjb