En guerra contra drogas México pone muertos y EU usuarios: Conadic

24/09/2020 - 05:00

Redacción MX Político.- En la guerra contra las drogas –promovida por el prohibicionismo estadunidense— México pone los muertos y Estados Unidos a los usuarios, lo que resulta “inaceptable”, enfatizó el titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Sirot.

Al dictar esta tarde la charla virtual Sustancias psicoactivas, psiconáuticas y prohibiciones, Zabicky Sirot refirió que el uso de drogas ha acompañado la historia de la humanidad y por milenios han aparecido registros de su uso para crear estados alterados de conciencia, empeños clarividentes, prácticas medicinales, rituales, por citar algunas.

Sin embargo, fue por la intervención de las grandes potencias –en particular Estados Unidos— y con el apoyo de algunos medios de comunicación, que se generó una narrativa para exaltar los efectos negativos de estas sustancias sobre los positivos, y por ende avalar el prohibicionismo.

Esto ha conducido a que México, Centroamérica, algunos lugares de Asia, Afganistán, entre otros puntos del orbe, la batalla contra las drogas se haya convertido en una auténtica guerra civil, una guerra entre pobladores que deja violencia, guerrillas, cárteles y negocios millonarios no sólo para la delincuencia, sino para otros sectores.

El titular de la Conadic ejemplificó que la gran mayoría de las prisiones en Estados Unidos son un negocio privado y hay estados que pagan por cada persona recluida, a lo que se debe sumar la contratación de empresas de comida, limpieza, transporte y de otros rubros ligados al negocio carcelario.

“Meter a la gente a la cárcel representa un negocio billonario. En Estados Unidos más de 5 por ciento de la población económicamente activa está totalmente dedicada a las drogas o al combate a éstas. Por eso, es difícil retirar todos lo recursos que tienen que ver con el control a las drogas, es negocio inmenso”.

Un dato que destacó es que 10 por ciento de los presos en el planeta, “no sólo de Estados Unidos”, son ciudadanos afroestadunidenses acusados de delitos contra la salud.

fjb