Tramo 3 del Tren Maya en marcha, costará más de 10 mil mdp

02/06/2020 - 20:00

Redacción MX Político.-  El presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de arranque de la construcción del tramo 3 del Tren Maya Calkiní-Izamal, obra que, en la más cuestionada de las licitaciones de este proyecto insignia del sexenio, fue adjudicada al consorcio Indi-Azvi, de Manuel Muñozcano.

 

El tramo ferroviario abarcará 172 kilómetros que corren de Calkiní, Campeche hasta Izamal, Yucatán, costará 10 mil 192 millones 938 mil 694 pesos y deberá ser entregada en 2022.

 

La obra, según dio a conocer el propio Muñozcano en el evento, entre otros detalles implicará la instalación de 380 mil durmientes y más de 7 millones de metros cúbicos de movimientos de tierra, así como la construcción de seis viaductos elevados de tramos ferroviarios, 43 pasos vehiculares y 32 pasos peatonales.

 

En su segundo día de actividades por el sureste, que no se suspendieron pese a la tormenta tropical Cristóbal que se cierne sobre la región, López Obrador insistió en las bondades de su proyecto, que es rechazado en varias comunidades indígenas y colonias urbanas que serán afectadas, así como por académicos y ambientalistas.

 

Aseguró que “ya tocamos fondo en lo que tiene que ver con la crisis económica y vamos a la recuperación”, lo que se constata con la apreciación del peso.

 

“En muy poco tiempo se está fortaleciendo de nuevo nuestra moneda, y así hay otros indicadores que señalan que vamos a salir pronto de la crisis y esta obra junto con otras ayudaran a acelerar la económica y recuperación en nuestro país”, dijo.

 

Resaltó que, la obra del Tren Maya “llega en buen momento”, pues “se iniciará en este tiempo que debido a la pandemia se requiere reactivar la economía y la mejor manera de reactivar la economía y hacerlo pronto está en la industria de la construcción, en impulsar la industria de la construcción que tiene un efecto multiplicador”.

 

Argumentó que en la construcción de las vías se generarán empleos con los que se reactivará la economía regional, “por eso es muy importante esta obra”.

 

Aclaró a sus detractores que en el mismo trazo del antiguo tren del sureste se construirá la nueva vía “para un tren moderno, un tren de carga, de pasajeros y un tren turístico”.

 

“Es importante que se sepa en el país porque algunos que no conocen el sureste pueden creer lo que lo nuestros opositores sostienen, que creen que se afectaran las tierras, el medio ambiente, porque imaginan que es un trazo nuevo, cuando el tren utilizará la misma vía, el mismo derecho de vía, que existe desde mediados del siglo pasado”, destacó.

 

“No hay afectación; tan es así que aquí está este tren de carga y por donde transita ese tren de carga, transitará con la modernización de las vías el Tren Maya”, remachó, señalando la locomotora que se utilizó como fondo del escenario y a la que al final del evento le dio también el banderazo de salida.

 

Insistió en que la obra “es muy importante por varias razones: integrar, comunicar toda la región maya del sureste, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; unir las antiguas ciudades mayas de esta región del sureste e integrar a las nuevas ciudades del sureste de México, ciudades coloniales, modernas muy bellas como Campeche, como Mérida”.

 

Dijo que “en paralelo vienen otras acciones de apoyo” para los municipios del sureste como el de Sembrando Vida, y para el caso de aquellos por donde transitará el tren, añadió que se lanzarán programas, créditos para ampliación, construcción de vivienda y también para mejorar los servicios públicos, la infraestructura urbana de los municipios de manera especial de las cabeceas, todos “acompañados de los programas de bienestar”.

 

Asimismo, exaltó la licitación y firma de contratos para los cuatro tramos del Tren, desde Palenque, Chiapas hasta Cancún, Quintana Roo.

 

“Qué bueno que ya licitamos, se firmaron contratos para los cuatro tramos desde Palenque hasta Cancún; ya hay cuatro grandes empresas. Ayer dimos el banderazo al tramo que corresponde a ICA, y ahora lo hacemos con el tramo a cargo de la compañía INDI de Manuel Muñozcano”.

 

“Ganaron el concurso, la licitación para esta otra de más de 170 kilómetros con 10 mil millones de pesos”, dijo, y comentó que conoce a dicho empresario “desde hace cerca de 20 años, estaba jovencito, porque con ellos comenzamos la construcción del segundo piso en la Ciudad de México, ahí andaba joven con el papá en la obra”.

 

Consideró que debido a ello puede pedirle “que se actúe con responsabilidad” para que “se cumpla en tiempo y presupuesto, que se haga bien la obra, que no se incremente el costo, que sea al precio convenido, 10 mil millones de pesos, y se entregue a tiempo; si es posible antes”.

 

Insistió en que debe haber “un cambio de actitud en las empresas dedicadas a la construcción; que cumplan, que sean responsables, que se acabe el influyentismo en la entrega de las obras, que no haya sobornos, no haya moche, no haya corrupción, que podamos tener una relación transparente honesta entre las empresas y el gobierno”.

 

Adelantó que habrá “supervisión independientemente de lo que establece la legalidad” y para ello pidió al empresario turístico Daniel Chávez que lo represente, y aseguró que “lo hará de manera honorifica, no cobrara nada”, porque “todos tenemos que aportar algo para el desarrollo de México”.

 

“Tenemos que pensar en nuestras familias, en nosotros, pero también pensar en el prójimo y en el país; recordar que la felicidad tiene que ver con eso, primero el amor a la familia, el amor a la naturaleza, el amor al prójimo, a la patria, así se consigue la verdadera felicidad, que no tiene que ver por cierto solo con acumular bienes materiales, o dinero o fama o títulos, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, nuestra conciencia y el prójimo”, agregó.

 

Explicó que, aunque Daniel Chávez le informará periódicamente del avance de la obra, “lo más importante es la palabra, que actuaremos todos de manera responsable; más que estar supervisando con desconfianza, lo que tenemos que hacer es cumplir cada uno con nuestra responsabilidad y actuar siempre con honestidad”.

 

Por último, aseguró que el banderazo de la obra “significa que haya trabajo lo más pronto posible en toda esta región, que haya empleos, alegría, felicidad; enfrentar la pandemia y cualquier otra calamidad porque es más fuerte la cultura de la región maya y de nuestro partido y es la cultura que siempre nos ha salvado ante cualquier circunstancia, cualquier adversidad”.

 

Adelantó que a pesar del mal clima seguirá su gira para continuar los banderazos de las obras del Tren Maya, pero “cuidándonos, sobre todo con la sana distancia y actuando con disciplina par que no haya rebrote de la pandemia, porque en eso se va avanzando”.

 

“Poco a poco se ha ido domando, ha dejado fallecimientos, mucha tristeza, pero ya tenemos ahora más preparación para que nadie se quede sin ser atendido en un hospital, sin tener la oportunidad de ser tratado en terapia intensiva”, aseguró.

 

Y sobre ese tema comentó que cuando comenzó la contingencia “no teníamos el número de camas suficiente, ahora ya tenemos las camas que se requieren, pero no queremos que nadie se hospitalice; es menor prevenir que curar; es mejor prevenir, salir solo para lo indispensable y hacer caso a las autoridades”.

 

En su turno, el gobernador Mauricio Vila Dosal agradeció a López Obrador que incluyera en el proyecto del Tren Maya a Yucatán, que originalmente no estaba considerado entre los estados por donde pasaría la ruta, y donde ahora además, concretamente en Mérida, se instalará la sede del centro de control de operaciones de las locomotoras.

 

“En resumen, el Tren Maya se trata de una obra sin precedentes que impulsará la competitividad y el desarrollo de Yucatán y de todo el sureste”, dijo.

 

Jam