Pide UIF congelar cuentas de José Luis Vargas

28/11/2020 - 12:45

Redacción MX Político.- El actual presidente de la Corte Federal Electoral, José Luis Vargas, gastó 36 millones de pesos más que sus ingresos fiscales declarados en seis años, según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En una denuncia penal presentada ante la Fiscalía General de la Nación el 21 de febrero, el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, solicitó la orden de congelar cinco cuentas bancarias que el juez Vargas tenía en tres instituciones financieras, bajo la sospecha de que había recibido y utilizado fondos de origen ilegal.

La denuncia recibida por la Fiscalía General el 21 de febrero documenta los depósitos en efectivo realizados en las cuentas del juez Vargas por empresas privadas y personas no identificadas y los compara con otros ingresos procedentes de sus actividades públicas. Concluye que entre 2013 y 2018 el funcionario gastó un 217,9% más que sus ingresos declarados.

“Esto nos lleva a sospechar, de manera lógica y natural, que por el perfil de ingresos reportado a la Autoridad de Control, estamos frente a movimientos inusuales de dinero que podrían configurar el delito de operaciones con recursos de origen ilegal, producto de actos de corrupción o enriquecimiento injusto”, dijo el jefe de la UIF, Santiago Nieto, en su denuncia ante la FGR.

El periódico Reforma publicó el 28 de octubre de 2019 que la unidad de inteligencia financiera de la UIF había iniciado una investigación sobre José Luis Vargas, quien cuadruplicó sus ingresos entre 2013 y 2017, mientras que se encontraron depósitos en efectivo con él. Según la investigación, José Luis Vargas también tuvo movimientos inusuales de 14 millones 96 478 pesos en una tarjeta de American Express entre 2016 y 2018.

Vargas dijo que estas entradas eran legales y estaban relacionadas con su actividad profesional. Sin embargo, cuatro meses después de que se divulgara la reforma de los medios de comunicación, la UIF presentó una denuncia penal ante la FGR, que amplió las conclusiones periodísticas.

Image

Según la denuncia de la UIF, Vargas, en sus declaraciones a la SAT, reportó ingresos por 16 millones 744.744.264 pesos de 2013 a 2018; sin embargo, sus gastos ascendieron a 36 millones 487.433. 59 pesos.

 

La UIF determinó que el juez electoral había recibido 6 depósitos en efectivo no declarados por un millón 370.000 pesos en 2012, 2016 y 2018. Tres de ellas, por un total de 550.000 pesos, fueron recibidas en 2012 cuando era jefe de la Fiscalía Especial de Delitos Electorales (Fepade); otra por 400.000 recibidas en 2016 cuando era abogado litigante, y otras dos por un total de 420.000 recibidas cuando ya era juez electoral.

Además, entre 2013 y 2018, mantuvo 56 depósitos en efectivo de SAIPEM, una empresa de energía, filial de ENI, una empresa italiana que está siendo investigada en Milán por actos de corrupción cometidos en Argelia, según Nieto.

Los depósitos de SAIPEM ascendieron a un millón 244.000 pesos, de los cuales 455.000 204 pesos se pagaron cuando ya estaba actuando como juez electoral. En cuanto a la tarjeta American Express, que según los documentos tuvo un gasto total de 14 millones de pesos hasta el 2017, la UIF señaló que José Luis Vargas gastó 29 millones 727 mil 572 pesos a 76 centavos entre noviembre de 2013 y septiembre de 2019 con esta tarjeta.

“Es caricaturesco pensar que es legal y creíble consumir 29 millones 727 mil 572 pesos y 76 centavos sólo con una tarjeta de crédito, mientras se afirma tener una renta real de 16 millones 744 mil 264 pesos”, dijo Santiago Nieto en su denuncia. Al no declarar estos recursos, la UIF afirma que “provienen de actividades fuera de la ley y que esta estrategia se lleva a cabo para no informar a las autoridades fiscales sobre ellos”.

De esta manera, según Nieto, Vargas trata de evitar que la autoridad “ejerza sus funciones de control y revele el verdadero y desconocido origen de los recursos”. Nieto reitera su denuncia documentando los gastos extraordinarios de las Colegiaturas por 346.477 pesos a 83 centavos de dólar entre 2016 y 2019, además del pago anticipado de préstamos por 5 millones 533.383 pesos y la compra de inmuebles por 880.000 pesos durante el período en que recibió los fondos no declarados. 

 

 

jpob