Maduro vende 200 millones de euros en petróleo a México... a cambio de comida

03/08/2020 - 07:00

Asombrosa revelación que hace el Departamento del Tesoro de EU, que señala como articulador de la misteriosa operación, a un joven empresario de 28 años, vinculado a Alex Saab, supuesto testaferro de Nicolás Maduro.

Redacción MX Político.- Una red que comercializaba petróleo por alimentos entre México y Venezuela fue descubierta tras álgida investigación emprendida por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y, a raíz de esto, la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno de México, a cargo de Santiago Nieto Castillo, también se decidió a abrir la carpeta de investigación correspondiente.

 

Image

 

Y como un acto reflejo y habitual en la relación judicial entre México y Estados  Unidos, para que se active la pretensión punitiva del Estado mexicano, debe desencadenarse primero la iniciativa del gobierno del vecino país del norte, sólo así se empieza a investigar o a perseguir el delito en México.

Desde el 18 de junio pasado,  se investiga oficialmente en Estados Unidos ese opaco entramado a través del cual las empresas Libre Abordo y Schlager Business Group, han introducido alimentos de manufactura o producción mexicana y estadounidense, a la República Bolivariana de Venezuela, según documentos a los que han tenido acceso el diario español El País.

 

Image

 

Nicolás Maduro, el premier venezolano, estaría tratando así de salvar las sanciones que le impuso Estados Unidos en los últimos meses a sus importaciones y a su comercio exterior, 

Las revelacones preliminares del caso no podrían ser más asombrosas y hasta inverosímiles, según revela información de El País, en su edición de este domingo: 

 

Image

 

El articulador o promotor de estas "operaciones comerciales" de empresas de muy reciente creación y fulgurante crecimiento, es Joaquín Leal, un joven empresario mexicano de 28 años que hasta hace muy poco aparecía con cierta frecuencia en los medios locales como un "gurú energético" y daba opiniones sobre las tarifas de luz, el futuro del mercado eléctrico mayorista o las perspectivas gubernamentales para los hidrocarburos. 

En otras ocasiones, aparecía como un joven emprendedor, que apostaba por las nuevas tecnologías para sus negocios o como un filántropo que apoyaba con materiales médicos y despensas de alimentos a hospitales y personas de bajos recursos en la periferia de Ciudad de México. 

 

Image

 

Desde el 18 de junio, su nombre está ligado al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que lo señala como el articulador, junto a Alex Saab, actualmente detenido en Cabo Verde y considerado como presunto testaferro de Nicolás Maduro por las autoridades estadounidenses, de una red que comercializaba petróleo por alimentos entre México y Venezuela. 

Desde hace poco más de un mes, todos los activos de Leal y de las personas involucradas han quedado "congelados", tanto por las autoridades estadounidenses como por las mexicanas. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que dirige Santiago Nieto, sigue el rastro de cerca de 200 millones de euros que pactó Libre Abordo con Corpovex, la estatal venezolana encargada de centralizar las importaciones públicas. 

El Departamento del Tesoro y el FBI han puesto en la mira a Leal y a dos mujeres mexicanas vinculadas a Schlager y Libre Abordo: Verónica Esparza, de 47 años, y a su hija Olga María Zepeda Esparza, de 24. 

Leal y Zepeda Esparza no solo llaman la atención por su corta edad, también por la magnitud de las acusaciones y los negocios que manejaban, lo que ha desencadenado la investigación del Gobierno mexicano. 

 

Image

Supuestamente, las autoridades mexicanas buscan dilucidar el papel de sus connacionales en estos tratos y si se cometieron delitos que ameriten una sanción. Washington sostiene que los intermediarios mexicanos fueron piezas clave para evadir las sanciones impuestas por la Casa Blanca a Venezuela. 


La carrera de Leal se antoja fulgurante. 

 

Image

Estudió Administración de Empresas en el Babson College, una universidad privada en Boston reconocida por tener uno de los mejores programas de emprendimiento de Estados Unidos. 

Con apenas 23 años fundó con otros dos socios Suministro Sustentable de Energía en México S.A.P.I. de C.V. (Sumex), la primera empresa privada a la que se le permitió revender electricidad en México. 

La reforma energética de 2013, uno de los proyectos estrellas del Gobierno de Enrique Peña Nieto, no solo significó una apertura sin precedentes para el mercado del petróleo en México, también abrió la puerta a nuevos actores en el sector eléctrico. Y Sumex fue de los primeros en llegar, incluso antes que los grandes inversores privados y extranjeros, según se recoge en publicaciones especializadas y en declaraciones de sus socios.

En un mercado en ciernes, sin parámetros técnicos bien definidos, Sumex empezó a cerrar tratos con decenas de clientes públicos y privados entre 2016 y 2017, e ideó un sistema de licencias de comercialización regionales para cerrar tratos en los 32 Estados de México y hacerse de capital, comenta una fuente que trabajó en la empresa. Según esta versión, el esquema le permitió ingresar decenas de millones de pesos, que no se invirtieron en la empresa, sino en gastos ostentosos.

"Operaba como una empresa que tuviera ingresos, cuando aún les faltaba mucho trecho que recorrer", de acuerdo con la fuente. En la sede de la empresa se empezaron a ver camionetas del año, servicios de escoltas, secretarias extranjeras, salidas a restaurantes y bares caros. "Todo mundo hablaba de Joaquín como si fuera un niño prodigio, un genio de la energía eléctrica y los negocios", recuerda, en una descripción que corroboran personas del sector y conocidos. La fuente, que atestiguó de primera mano los primeros años de Sumex, relata que los socios de Leal lo acusaron de malversar unos 90 millones de pesos y tratar de encubrirlo con facturas falsas hechas por su madre. En 2017, Leal vendió sus acciones a sus exsocios y dejó la compañía, como consta en actas del registro comercial de México.

 "Es joven, ambicioso, soberbio... un tipo con mucho conocimiento del mercado eléctrico, con ideas innovadoras de lo que se podía hacer", describe José Adolfo Murat, el dueño de Diversidad, S. A. de C. V., una comercializadora de energía en la que trabajó como asesor tras su salida de Sumex en 2017 hasta noviembre pasado. 

"Mi reacción tras verlo en la lista de la OFAC fue de mucha sorpresa, le perdí la pista desde que dejó de trabajar con nosotros", asegura Murat, que agrega que nunca estuvo al tanto de los tratos de Leal con Venezuela o Saab y que está dispuesto hacer cualquier aclaración pertinente. Sobre su salida de la empresa, Murat comenta que su empleado le dijo que "se había aburrido" y que buscaba nuevos proyectos.

La página web de Mystic Universe Capital, donde se aseguraba que se habían invertido más de 300 millones de dólares en empresas de Leal y Murat en todo el continente americano (desde EU y Guatemala, hasta Colombia, Argentina y Chile), estaba alojada en el servidor de Diversidad, según el código fuente del sitio web. 

Murat aseguró en una primera entrevista que no tenía conocimiento de esto, pero después lo corroboró con su equipo de informáticos y señaló que hará sus propias pesquisas para ver si su exempleado cometió abuso de confianza.

En su último año en Grupo Diversidad, el mismo período que el Departamento del Tesoro enmarca los negocios del joven empresario mexicano con Alex Saab, Leal tuvo una etapa prolífica como emprendedor y abrió cuatro empresas en México y Estados Unidos. 

A más de un mes de las sanciones estadounidenses, los destinos y beneficiarios finales del crudo venezolano no están claros. Saab está detenido en Cabo Verde, con una solicitud de extradición a Estados Unidos y, sus abogados, lo señalan como víctima de una persecución política. 

Y aunque las autoridades mexicanas estrechan el cerco sobre sus ciudadanos involucrados, llma la atención porqué hasta estos días, después incluso que el Departamento del Tesoro se ocupara del tema, es que entonces México la investigación también.

 

Image

 

¿Acaso los sistemas de inteligencia de la "Cuarta Transformación" son tan deficientes, que no se habrían percatado que un "chavito" materialmente, de 28 años, sin experiencia en el rubro energético y con "empresas" formadas al vapor en los últimos días, resultaran súbitamente exitosas, financieramente hablando?

¿Y que, en una operación marcada por las dudas, la opacidad y los intentos de Washington de asfixiar económicamente a Venezuela, México no haya alertado sus sistemas de alarma y no se haya percatado de que estaban surtiendo de víveres para su comercialización -y no de ayuda humanitaria-... y que les estaban pagando con petróleo?

¿Será que la 4 T respalda a este joven empresario que ayuda a Venezuela?


hch