El gran 'boquete' del presupuesto abierto por AMLO, para desviar recursos a favor de Morena

11/01/2021 - 22:42

Se infiere ahora que de ahí proviene la gran bolsa con que se manejan los 'Siervos de la Nación', constituído en esa estructura electoral ´muy bien aceitada',  que opera ya la elección de 2021 a favor del partido del presidente.

Redacción MX Político.- Recortes presupuestales que amenazan con un literal 'austericidio' en muchos de los renglones vitales de la vida económica y social de nuestro país, como el campo, el micro, pequeño y mediano emprendedor; el sector pesquero, el rubro de los incentivos a la ciencia y el desarrollo tecnológico, el arte, la historia nacional, el sector salud pública y todos… sin excepción, todos los rubros del otrora fomento gubernamental, que resintieron el 'tijeretazo criminal' del actual Gobierno Federal… han sido 'descobijados' presupuestalmente hablando, para dar lugar a una estructura de promoción del gobierno, a cambio de otorgar dinero en efectivo a la población y todo con un fin meramente electoral.

Eso son precisamente los llamados programas del bienestar de este gobierno de la '4 T'.

 

Image

 

La estructura electoral del presidente, en la que invirtió tan sólo en 2019 la onerosa cantidad de 3 mil 240 millones de pesos, cifra similar a la del Fondo Nacional de Desastres Naturales FONDEN, que por cierto recortó en 2020.

Es una estructura piramidal distribuida en todo el territorio nacional, con un perfil netamente partidario, operada por un ejército de jóvenes, adiestrada en los procesos electorales del 2015 y 2018, bien pagados y con la promesa de convertirse en funcionarios de la 4T en los gobiernos municipales, estatales y federal. Ésta integrado por 20 mil activistas políticos, denominados Servidores de la Nación, que reciben instrucciones de 266 coordinadores regionales, que a su vez son capitaneado por 32 coordinadores estatales, conocidos popularmente como superdelegados.

 

Image

 

Los mandos principales de esta red de activistas políticos fueron candidatos, dirigentes locales de Morena, o bien, representantes electorales regionales, distritales, municipales o de casilla del partido en el poder en la elección de 2018.

Pero hay más fuentes de financiamiento de los Siervos de la Nación: Todos los fideicomisos públicos y el presupuesto de todos los llamados organismos autónomos que en los próximos meses habrán de ser 'borrados de un plumazo' y a capricho presidencial, a fin de nutrir más la gran bolsa de financiamiento de la estructura operativa de promoción al voto del Gobierno Federal al partido del presidente, Morena.

 

Image

 

Estos Siervos de la Nación reciben $10,800 pesos mensuales, con la promesa de duplicar sus ingresos una vez que inicien en abril del 2021 las campañas electorales.

Los coordinadores regionales reciben $73,500 pesos mensuales, y los superdelegados $122,512 pesos de sueldo bruto.

Es un engranaje muy preciso, que tiene dos propósitos fundamentales: replicar y difundir la propaganda política del presidente y   una clientela política electoral para utilizarla en las elecciones del 2021 y del 2024.

El programa cuenta además con gastos de operación por más de 700 millones de pesos, con el objetivo de que los activistas puedan desplazarse por todo el territorio nacional sin contratiempos. 

Para esta estructura no existe la autoridad republicana. La cabeza de esta red nacional, está en manos de Gabriel García Hernández, quién junto con los hijos del presidente se encargaron de operar la estructura electoral de Morena, desde años antes de la campaña electoral del 2018, para ganar la Presidencia de la República. 

 

Image

 

Gabriel García aparece en la nómina como el coordinador general de Programas para el Desarrollo, o sea, los programas de reparto de dinero. A pesar de que esta estructura está adscrita a la Secretaría del Bienestar, Gabriel Hernández informa y recibe instrucciones directamente del Presidente de la República y no se vislumbra que cambien las cosas con la llegada de Javier May a la Secretaría, a pesar de su amistad y afinidad con el presidente.

La tarea fundamental de los Siervos de la Nación es la de recorrer vivienda por vivienda en las comunidades urbanas y rurales del país, vendiendo políticamente los 10 programas sociales del Gobierno más importantes, que acumulan un presupuesto ¡del orden de los 240 mil millones de pesos!

Los Siervos de la Nación tocan las puertas de la gente más necesitada, los censan, les piden una copia de su credencial de elector para constituir una base de datos electoral, les toman una foto con el celular, los incluyen en los programas y les entregan una tarjeta donde recibirán dinero en efectivo en las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar que se construyen en todo el país, con un presupuesto de más de 10 mil millones de pesos.

El programa responde a una ubicación política bien referenciada. El mayor número de Siervos de la Nación no están concentrados en los estados con mayor pobreza sino con mayor lista nominal de electores, como el Estado de México y la CDMX, así como en las entidades gobernadas por el PAN, el PRI, el PRD y MC.

Al principio, los Siervos de la Nación portaban chalecos color marrón con la imagen del presidente de la República, pero el INE ordenó su retiro al considerar que vulnerable el artículo 134 de la Constitución, que prohíbe la propaganda gubernamental, sea imágenes, voces o símbolos, que impliquen promoción personalizada, como fue el caso.

Los Siervos de la Nación representan una estructura electoral para hacer proselitismo político disfrazada de estructura de gobierno. Es un programa para promover votos, es un programa para repartir dinero, es un programa para comprar votos, es una red propagandística de la imagen del presidente, es una estructura política financiada por el gobierno para compensar la inexistencia de Morena como partido y la pérdida de credibilidad de Andrés Manuel López Obrador.

A eso tendrán que enfrentarse los partidos opositores a Morena durante la próxima elección de 2021. Este es el arma más letal con que cuenta ese  partido y la voluntad presidencial: la estructura de los 'Siervos de la Nación'.


Los partidos de oposición, solos o en coalición, tendrán que hacer uso de toda la coordinación entre ellos y la inteligencia posible para neutralizar esta estructura electoral del gobierno… y tendrá que ser desde ahora. 

Mañana será demasiado tarde.


hch