Gobierno pretende un aeropuerto "menos comercial"

01/10/2020 - 15:55

En un deliberado reproche de haber saturado a la actual terminal aérea de la CDMX, el Gobierno de la 4 T señala además de que 'privilegiaron'  las áreas comerciales y espacios como los salones premier, en detrimento de la funcionalidad y accesibilidad para grupos vulnerables.

Redacción MX Político.- Un puntual y amplio reportaje sobre las condiciones de funcionamiento del actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM), es el que publica en su edición de este jueves 01 de octubre el diario El Economista, que retrata fielmente al inmueble y la propuesta que el Gobierno de la 4 T hace para 'reivindicarlo'.

El trabajo, firmado por Alejandro de la Rosa, borda sobre las decisiones que propiciaron la eventual saturación que se tiene en la actualidad de este puerto áereo y lo que contiene el programa institucional 2020-2024.

 

Image

 

En términos generales, la reivindicación pasa, según la actual administración aeroportuaria, en la preponderancia que sde dio en el pasado reciente a se pensó en todo momento en el aeropuerto 'como un gran centro comercial y no como una terminal de operaciones aéreas'.

En lo sucesivo, retoma del plan institucional el artículo, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en la era de la 4T, tendrá especial atención en los usuarios y pasajeros, para remontar el "estado de abandono y saturación deliberada ocasionados en el sexenio anterior". Se buscará un equilibrio en el desarrollo operacional y comercial, "porque no se puede seguir pensando en él como un centro comercial" y se revisarán los modelos de contratos que existen para generar las mejores condiciones para la entidad.

En el programa institucional 2020-2024 de la principal terminal aérea del país se menciona que será transformada para hacerla funcional, cómoda, sustentable y se privilegiará la atención a grupos vulnerables, aunque no se hace referencia a planes de inversión, manteniendo siempre niveles de seguridad aeroportuaria.

Durante ese proceso, la dirección del AICM escuchará la voz de los expertos involucrados (aerolíneas, taxis o empresas de seguridad), pero sin ceder a las pretensiones de los grupos de interés que, por décadas, han dictado las decisiones que deben tomarse en el ámbito aeroportuarios, refiere el documento que ya está aprobado por las autoridades correspondientes y listo para ser publicado en el Diario Oficial de la Federación.

"Se puede vislumbrar un aeropuerto que ha privilegiado la actividad comercial y publicitaria con un franco desorden de los servicios que se ofrecen al público. Los pasajeros deambulan con gran dificultad y los empleados carecen de herramientas para hacer su trabajo, aunado a una señalización precaria que genera más confusión que certezas. A fin de contrarrestar esta situación se mejorará la experiencia de los usuarios", detalla el texto.

En la reflexión que se hace sobre la terminal (que debía cerrar en cuanto se inaugurara la nueva en Texcoco y debido a que el actual gobierno echó atrás esos planes seguirá funcionando indefinidamente) se refiere que en las dos terminales hay muchos salones premier y pocas áreas con vocación de servicio incluyente donde se garanticen condiciones de igualdad a las personas.

"A partir del primero de diciembre del 2018 el país entró en un camino trazado hacia la cuarta transformación de la vida nacional. Y dentro de esta postura, el AICM puede contribuir, bajo un esquema humanista y social, a cerrar las brechas de desigualdad económica y exclusión que se han consolidado en las últimas décadas. Es imperativo entonces incluir a todas y todos los que viven y se benefician de esta actividad económica", se menciona.

 

Image

 

Los ingresos millonarios

El programa, entregado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), precisa que durante el sexenio 2013-2018 se obtuvieron recursos y ganancia millonarias derivadas de la administración, operación y explotación de la concesión (más de 64,700 millones de pesos, aunque no se desglosan los conceptos).

"Se contó con recursos extraordinarios para lograr la modernización permanente de la infraestructura; sin embargo, imperó el abandono... viendo los presupuestos del sexenio apenas se aprobaron recursos indispensables para la rehabilitación de las instalaciones aeronáuticas, mientras que los edificios terminales y áreas de apoyo fueron olvidadas", se considera.

Con base en la revisión que hicieron de la información del AICM, ahora bajo la dirección de Jesús Luis María Rosano García, los programas de inversión a la infraestructura fueron limitados y llevados a lo indispensable, mermando la calidad de los servicios ofrecidos, además de que se le sometió a una intensa presión política que supuso la esperable presión operativa de sus instalaciones y procesos, es decir, "se le indujo un cuello de botella en aras de la propuesta de modernidad que significó el Nuevo Aeropuerto Internacional de México".

Transparencia y tiempo real

En la nueva visión operativa del AICM, que incluirá modificaciones a su estructura orgánica, se promoverá con las aerolíneas, agentes que prestan servicios aeroportuarios y complementarios, de servicio de tránsito aéreo y autoridades, la toma de decisiones operativas desde una perspectiva de amplia colaboración que ayude a mejorar su operatividad.

Para lo anterior, se desarrollará una plataforma de común acceso a todos los implicados, con la finalidad de monitorear en tiempo real toda la operación, así como los procesos que involucre.

Asimismo, implementar mecanismos para la recepción, análisis y difusión de la información relativa a todas las operaciones para hacer más eficiente la ocupación del aeropuerto, evitando demoras innecesarias por falta de coordinación.

 

Image

 

Pendientes en infraestructura

El programa institucional del AICM contempla el desarrollar y aplicar un plan de infraestructura que permita optimizar los espacios para la prestación de los servicios, tanto en lado aire como lado tierra, con las siguientes acciones puntuales:

- Construir el pasillo de posiciones de contacto Dedo L en terminal 2.

- Rehabilitar las subestaciones eléctricas en el edificio de terminal 1 y área operacional.

- Construir la nueva plataforma de emergencias

- Construir bahías de salida en rodaje Alfa 1 y ampliación en rodaje Bravo 1.

- Rehabilitar pistas, rodajes, plataformas y cárcamos conforme con la normatividad y estándares internacionales.

- Ampliar las salas de última espera y separación de flujos en terminal 1.

- Reestructurar y reforzar cimentación y súper estructura de edificios terminales.

- Substituir escaleras, aceras móviles y elevadores.

- Rehabilitar y modernizar equipos electromecánicos de los edificios terminales (bandas de equipaje, sistemas de documentación de equipaje, aire acondicionado, sistema hidroneumático, sistema contra incendio).

- Impulsar la modernización en las bahías de autobuses y bolsas de taxis de las terminales, con el propósito de brindar un servicio seguro, eficiente y automatizado a prestadores y usuarios del servicio de transportación terrestre.

hch