García Luna compró un yate y una mansión millonaria en Golden Beach

30/05/2020 - 12:10

Redacción MX Político.- Blanco con vivos en negro, ese es el lujoso yate que compró Genaro García Luna por USD 700,000 dólares, mismo que estaba anclado en el muelle privado de una mansión en Golden Beach, Florida, y propiedad que el exsecretario de seguridad calderonista también escogió personalmente con su esposa e hijos cuando aún era funcionario.

Ambos hechos fueron documentados por la Fiscalía de Nueva York y revelados por Anabel Hernández en su columna Contracorriente, espacio informativo en que colabora la periodista mexicana para el medio alemán Deutsche Welle.

Si al costo del yate son sumados los 3,300,000 de dólares que costó la casa de Golden Beach, más cinco lujosos departamentos que Genaro García Luna y su esposa compraron en 2018 por USD 5,100,000 más; “el amigo” del expresidente Felipe Calderón acumuló casi USD 10,000,000 de dólares en propiedades en Estados Unidos, y todo, en un periodo de seis años; de acuerdo con la periodista mexicana, quien ha investigado al exsecretario desde 2005.

El yate fue comprado junto con la mansión de Golden Beach, es decir que García Luna gastó poco más de cuatro millones de dólares de forma inmediata. Este vehículo acuático de lujo aparece en un video promocional realizado para vender la residencia del exsecretario de seguridad en 2016.

Anabel Hernández refiere que tuvo acceso a la transcripción de la audiencia en que compareció García Luna hace cuatro meses, el 28 de febrero, antes del cierre de tribunales que provocó el coronavirus.

La investigación del caso García Luna es encabezada por el fiscal Michael Robotti, pues el ex secretario de seguridad, quien ocupó su cargo público durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), está acusado de tráfico de drogas y de recibir sobornos del Cartel de Sinaloa, para el que habría trabajado por 19 años; una agrupación delictiva comandada por Ismael el “Mayo” Zambada y en la que también colaboró Joaquín el “Chapo” Guzmán, actualmente condenado a cumplir cadena perpetua en la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad de Florence, Colorado.

Image

La periodista mexicana reportó que el fiscal está cansado de escuchar las mentiras del exjefe policíaco y su esposa, Linda Cristina Pereyra. Al menos en tres ocasiones, Michael Robotti confrontó al acusado y a su pareja por la falsedad de sus declaraciones.

“García Luna pensaba que en Estados Unidos podía inventar historias y mentir como lo había hecho tantas veces aquí en México, pero ahí hay un fiscal que realmente lo confronta y lo cuestiona, tres veces al menos, en aquella audiencia, le pregunta por qué está mintiendo”, comentó Anabel Hernández en una colaboración con Aristegui Noticias.

En primer lugar, está la mentira por la negación de García Luna sobre su propiedad referente a la casa de Golden Beach. En un inicio, el imputado declaró que la mansión no era suya, que no supo la fecha en que fue adquirida y que llegó a habitarla por cuatro años (2012-2016) sin pagar renta, que era una especie de residencia prestada. Sin embargo, el defensor del exsecretario contradijo a su representado y dijo al juez que su cliente había pagado una renta de USD 5,000 dólares mensuales.

Aunado a esto, las investigaciones judiciales consignaron que, cuando la propiedad fue vendida en 2016, García Luna obtuvo el ingreso de USD 3,900,000 dólares en sus cuentas bancarias, cantidad en que fue enajenada la mansión. Era suya, la compró y después la vendió cuando intuyó que las autoridades estaban tras él, infirió Anabel Hernández en entrevista con Carmen Aristegui.

Cuatro años antes de la venta en 2016, el acusado compró la casa por USD 3,300,000 dólares, cuando aún era titular de seguridad con Calderón Hinojosa. La Fiscalía neoyorquina recabó declaraciones de los antiguos propietarios de la exclusiva residencia así como de un tercero que ayudó a Genaro García Luna para hacerse de la mansión.

Según esas declaraciones, el entonces poderoso funcionario calderonista voló a Florida para escoger la casa, un viaje y una elección en que fue acompañado de su esposa e hijos. Además, las pesquisas de la Fiscalía han comprobado que la propiedad fue adquirida mediante dos empresas fachada ubicadas en Florida y Panamá.

Image

De ese modo, tanto en la negación de su propiedad y su pago de renta, así como en su supuesta ignorancia sobre la adquisición de la casa, Michael Robotti confrontó las falsedades de García Luna. A pesar de ello, el acusado y su defensor legal no reconocen que la mansión haya pertenecido al exsecretario calderonista.

La tercera mentira declarada fue la supuesta venta de del restaurante Oggi Café (Restaurants & Beverage Operator Los Cedros), pues Linda Cristina Pereyra Gálvez, esposa de García Luna, aseguró a las autoridades estadounidenses que el negocio creado en 2011 ya había sido vendido.

Sin embargo, la Fiscalía entrevistó al contador y al gerente de esa empresa, la primera adquirida por el matrimonio Luna Pereyra en Estados Unidos, y ambos empleados confirmaron que Oggi Café aún pertenece al ex policía y su esposa.

“Ordenó mi muerte porque no toleraba ser cuestionado (...). Ahora no soy yo quien contradice sus engaños. También es el riguroso fiscal Robotti”, escribió Anabel Hernández sobre Genaro García Luna en su columna del pasado jueves.

Finalmente, la autora de Los señores del narco (Grijalbo 2010) refirió que la Fiscalía de Nueva York descubrió que García Luna usó como garantes de una fianza millonaria a dos de sus empleados. Los representantes del acusado solicitaron la liberación de su cliente mediante el pago de USD 1,000,000 de dólares, pero este recurso fue negado pues los dos fiadores no tenían recursos propios para solventar la cantidad exorbitante en caso de que su jefe no se presentara en la Corte. Los supuestos garantes desistieron.

Por lo pronto, queda por ver en qué derivarán las acusaciones y el caso de un personaje aparentemente ejemplar de la corrupción enquistada en el poder político y criminal en México. La próxima audiencia de García Luna está programada para el 4 de junio; unos seis días después cumplirá siete meses arrestado, pues fue detenido el 10 de diciembre del año pasado en Dallas, Texas.

 

 

jpob