Como niños chocan senadores y diputados de Morena por dirigencia nacional

08/08/2020 - 18:00

Redacción MX Político.- La elección por la dirigencia nacional de Morena ha enfrentado a senadores y diputados, generando dos bloques que mueven a la militancia y simpatizantes en las 32 entidades del país.

El primero de ellos, desde el Senado, lo conforman los que piden dejar a Alfonso Ramírez Cuéllar al frente del partido hasta después de las elecciones del 2021; y el de San Lázaro, que pugna por el relevo con encuesta abierta a toda la población antes de que concluya agosto.

La pugna se agudizó este fin de semana cuando ambos bandos desplegaron sus posturas y se acusaron mutuamente, pues además de la dirigencia nacional, está en juego el palomeo de las listas para gubernaturas, diputados federales y locales, alcaldías, regidores y síndicos, cuyos resultados se verán reflejados en apoyo a la contienda por la presidencial de 2024.

La diputada federal María de los Ángeles Huerta, del bloque del coordinador y aspirante a la dirigencia nacional, Mario Delgado, dijo que se tiene un listado de 14 mil personas entre militantes, simpatizantes y ciudadanos, promoviendo la encuesta abierta en todo el país, además de 70 por ciento de los morenistas en la función pública, senadores, diputados, alcaldes y regidores, que apoyan esta decisión.

Por su parte, la diputada Karla Yuritzi Almazán Burgos destacó que en varios estados de la República están replicando reuniones en apoyo a la encuesta abierta con buena aceptación de militantes y simpatizantes.

Para la senadora Citlalli Hernández, en lugar de estar peleando por un proceso interno, “lo mejor, es que el actual Comité Ejecutivo Nacional en Morena se mantenga, saque adelante el proceso electoral que inicia en septiembre y después en el 2021 cambie la dirigencia”.

Citlalli Hernández Mora también reclamó respeto para los estatutos, al señalar que quien sea dirigente del partido tiene que ser consejero elegido en un proceso de asambleas y consideró que llevar una encuesta abierta a la población es un “sinsentido”, porque es un proceso interno que violenta los estatutos, pues abre la posibilidad de que cualquier persona pueda ser el dirigente nacional sin que sea un consejero o afiliado a dicho partido político.

Más que conferencias de prensa, llamó a generar un diálogo y construcción de acuerdos entre los integrantes de Morena, y a un proceso de transparencia en el tema de las candidaturas.

 

 

**Información de medios **Foto: Especial


afm