AMLO pondera al actor Damián Alcázar por tomar partido por él y la 4 T

03/06/2020 - 05:00

Le dice que algunos periodistas, artistas o escritores, fingen ser objetivos o independientes pero no toman partido por él, "Tú en cambio Damián, sin dejar de ser libre, te defines a favor de la transformación. Gracias".

Redacción MX Político.- En un notable traspié de comunicación del C. Presidente, la tarde de este martes desde el sureste, donde se encuentra desarrollando intensa gira de trabajo, consistente en actos de "banderazo" de inicio de obras, emitó un tuit donde agradece al actor Damián Alcázar que haya tomado una definición pública sobre su preferencia a favor de "la transformación".

 

Image

En su mensaje en redes dirigido al histrión, que saltó a la fama protagonizando la cinta "La Ley de Herodes", López Obrador pondera que  Alcázar sí se defina en favor de la corriente política que lo llevó a él al poder y que hoy es la filosofía central de su plan de gobierno, a la que llaman la "Cuarta Transformación" y le atribuyen desde su nacimiento, atributos metasexenales y definitivos.

Refiere el titular del Ejecutivo, en su mensaje difundido en su cuenta personal de Twitter, aunque en horario hábil, que "suele pasar que periodistas, artistas o escritores se refugien en la supuesta objetividad o independencia para no comprometerse (que sabemos es una forma hipócrita de tomar partido). Tú en cambio, Damián, sin dejar de ser libre, te defines a favor de la transformación. Gracias".

 

Image

Con esta afirmación, el presidente estaría desacreditando a quienes no son sus partidarios y ejercen, como oficio o profesión, la actividad periodística, artística o de difusión libre de las ideas.

Lo cual le ha acarreado numerosas críticas en las redes sociales y en medios de comunicación formales, así como también muchas muestras de respaldo.

Y es que el mensaje en Twitter que desencadenó esta controversia -que viene inserto en el tuit presidencial- fue uno donde Damián Alcázar aclara con vehemencia que él sí votó por Andrés Manuel López Obrador y que no se ha arrepentido, como lo han tratado de esparcir en la opinión pública aquellos cibernautas que inventan las "fake news" (noticias falsas en base a especulaciones o hechos no comprobados que circulan en redes sociales), a quienes llamó pusilánimes, cobardes, resentidos, corruptibles y les pidió que no lo metan en sus cosas.

Dijo enfático en el vídeo que sigue pensando que López Obrador ha sido el mejor Presidente en muchos años a pesar de todos sus detractores (difusores de fake news). Para terminar su arenga cibernética,  el intérprete dice que López Obrador lo está haciendo (su función de Presidente de la República) "como un verdadero hombre... sí señor".

 

 

 

 

 

 

Damián Alcázar es un ya maduro actor mexicano surgido al margen de los grandes corporativos mexicanos que dominaron el mercado de las producciones televisivas (telenovelas, teleseries), como Televisa y TV Azteca. Su carrera se circunscribe al sector identificado con la "intelectualidad" del  embrionario grupo de actores del entonces naciente "nuevo cine mexicano", de la década de los noventas.

El papel más relevante de su carrera y al que el público lo asocia, es el de aquella memorable -por oportuna y mordaz- cinta satírica dirigida por Luis Estrada en 1999, en la que encarna al presidente municipal de San Juan de los Sahuaros, poblado imaginario que por las imágenes aparenta ser alguna localidad del centro de México, específicamente la zona minera de Real de Catorce, en San Luis Potosí, una de las más pobres del país y a donde el PRI del año 1949, en que se desarrolla el argumento de la película, era el partido dominante en ese estado y en todo el país, el cual era dirigido férreamente en la entidad por uno de los caciques más connotados del inventario moral del PRI: Gonzalo N. Santos.

 

Image

En la trama, el ambicioso Secretario General de Gobierno estatal, personificado por Pedro Armendariz Júnior, en una joya de actuación, le enseña con su actitud y sin proponérselo al alcalde por él mismo designado de San Juan de los  Sahuaros (personificado por Damián Alcázar),  los secretos para mantener la "paz y el orden" en su comunidad y convertirse, también sin querer, en el cacique político del lugar.

Le aprendió tan bien las "mañas y procederes" el personaje que caracterizó Alcázar al de Armendáriz Jr., que termina traicionándolo y asesinándolo por ambición, convirtiéndose el "suertudo" alcalde de San Juan de los Sahuaros, en uno más de aquellos "amafiados" políticos a los que, todo subalterno por cierto, debía obedecer con fe ciega y sin cuestionamientos. 

Porque para ascender en la escala política de aquel México provinciano de 1949, en un sistema como el que recrearon en aquella comedia satírica, -dominado por el PRI-  no sólo había que respaldar políticamente al "Jefe" (Presidente o Gobernador)... sino que había que tratar de ser como él; caminar igual, hablar igual, pensar igual, compartir sus gustos.

 

Image

Ese personaje que desempeñó Alcázar en "la Ley de Herodes", retrató muy plásticamente lo que significaba asumir los protocolos del político de oficio de aquel sistema y de aquellos años. Por eso se le recuerda y se le admira hoy al actor Damián Alcázar. En su actuación más evocada.

hch