Ahorros para el retiro por 4 billones: la tentación es grande

10/06/2020 - 05:00

Con un gobierno amenazado por la crisis de la post-pandemia; urgido de recursos para "dispersar" efectivo entre sus pobres, la alcancía de 4 billones de pesos en ahorros para el retiro, se convierte en la "joya de la corona".

Redacción MX Político.- Este martes, el líder de la bancada morenista en el Senado y una de las voces más equilibradas dentro del partido mayoritario, Ricardo Monreal Ávila, practicó el primer escarceo alusivo a la inminente iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones, al afirmar: "Senado está atento a futuro de Afores, afirma Monreal; bajemos el nivel de confrontación".

Un pronunciamiento político sin duda, pero también, una forma de sondear el caldero político en el que se cuece y suelta sus primeros hervores ya, el debate sobre ese muy controvertido tema.

 

Image

"El Senado de la República estará atento a la iniciativa que envíe el Ejecutivo sobre el tema de las Afores, a fin de atender un tema que no se puede soslayar", reconoció Monreal Ávila, en un evidente afán de preparar el claro  donde pretende la 4 T centrar uno más de sus cañonazos "transformadores".

Oportuno momento para un desplante que pretenda "hacer historia" de parte del gobierno de la "Cuarta Transformación".

Y es que el panorama que se avizora para el trabajador no podría ser más nebuloso y preocupante.

Se estima que bajo el actual sistema de cuentas individualizadas, sólo el 30 por ciento de las cerca de 40 mil personas que cumplirán 65 años el próximo año y que cotizan en el sistema Afore, serán quienes tendrán derecho a una pensión, pero de acuerdo con el anticipo de Asociación Mexicana de Afores, será muy poco, sólo el 30 por ciento del monto de lo que ganan (percepciones líquidas).

Bien lo dijo el senador Monreal ante esta situación de las Afores en general, durante la conferencia de prensa que sostuvo a través de redes sociales con los representantes de los medios de comunicación: "pues no se puede pasar el bote a las próximas generaciones".

 

Image

¿De qué van a vivir los pensionados?, ¿cómo van a sobrevivir pues?, esas son las preguntas que se desprenden del clamor general en México y que recoge fielmente el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal.

"Año con año crece la preocupación de que no habrá recursos suficientes, se requiere una cirugía mayor", dijo el zacatecano.

Es uno de los problemas de la agenda del futuro, - expresó el senador Monreal-, aunque quizá ya lo sea del presente. 

A tono con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el senador morenista Ricardo Monreal afirmó que el sistema de ahorro de las Afores amerita "una cirugía mayor".

Según Monreal,  AMLO tiene un compromiso con la fragilidad del sistema de pensiones que vino generando desde el 97.

A estos afanes de Monreal que es, sin duda, uno de los operadores más influyentes de Morena, habría que sumar el "esfuerzo" de su homólogo en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, quien recientemente propuso fallidamente una especie de adelanto del fonde de ahorros para los trabajadores en activo que así lo desaran, ante el flagelo de la crisis que empieza a aflorar por el desempleo que trajo la pandemia.

Fracasó el intento del diputado Delgado Carrillo, por cuanto pretendía que fuera un vil "pago parcial" de sus de por sí minados ahorros de cada trabajador, quien a lo largo de su vida laboral se privó de muchas cosas para hacer el sacrificio de aguantar sus descuentos correspondientes.

¿Pero cuál es la propuesta del Gobierno de la "Cuarta Transformación"?

La propuesta de López Obrador y que muy pronto se habrá de conocer, es una que pasa por una especie de "centralización" o "estatización".

La intención del Presidente Andrés Manuel López Obrador de revisar el actual esquema de Afores y la iniciativa de ley propuesta por el Diputado federal morenista por Nuevo León, Edelmiro Santos, para que las controle el Banco del Bienestar, podrían afectar los fondos de retiro de los trabajadores, y con ello las futuras pensiones, han advertido algunos especialistas.

"Pasar la administración de estas cuentas al Estado sería poner en riesgo los recursos de los trabajadores", sentenció Abraham Vela Dib, presidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar).

López Obrador dijo a finales de abril pasado, que considera la alternativa de que el Estado retome la administración de los fondos de retiro, al considerar que el esquema de Afores privatizó los ahorros de los mismos.

Un promedio de 4 billones de pesos es la alcancía actual de los fondos de ahorro para el retiro. 


Al mes de enero del presente año, se contabilizaron 4.071 billones de pesos y a finales de marzo pasado, se estimaron en 3.914 billones, por la depreciación de la moneda nacional y las variaciones de las tasas de rendimiento.

 

 

 

Image

 

Ese es el tamaño de la bolsa, que no botín, a la que ascienden los ahorros de los mexicanos.

Las Afores tienen hoy suficiente dinero y representan el 16 por ciento del PIB... son el gran ahorro de México.

"Cuando se vincula al regulado (que sería el Banco del Bienestar) con el regulador (que sería el Gobierno Federal) surge un fenómeno que se conoce como captura regulatoria, que hace que las decisiones que se tomen respondan a otros intereses que no son los del trabajador", aseguró Mario Saucedo.

Sin embargo, Saucedo, presidente estatal de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa de Nuevo León, aseguró que "las administradoras del Sistema de Ahorros para el Retiro (Afores), son ciertamente instituciones del sistema financiero, pero están bajo la estricta regulación y supervisión del Estado a través de la Consar. Ahora su estructura es más eficiente que lo que fue bajo la administración del IMSS".

Bernardo González, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro, destacó por su parte que el sistema actual de Afores está muy bien diseñado.

"Los ahorros están correctamente diversificados y eso permite garantizar a los trabajadores buenos rendimientos en el largo plazo".

 

Image

Aún y cuando hay otras voces que piden incrementar la cuota de aportaciones de las tres partes, del 6 al 15% señalan las más atrevidas, esta no parece en términos generales una propuesta con mucho respaldo. Tampoco incrementar el lapso para cotizar.

Aunque reconoció que el sistema de pensiones requiere una reforma, Alejandra Macías, especialista en pensiones del Centro de Investigaciones Económicas y Presupuestarias, sostuvo que la alternativa de que sea el Gobierno el que administre los recursos representa riesgos importantes, tanto para los futuros pensionados como para las finanzas públicas.

"El riesgo siempre va a ser que el Gobierno utilice los recursos para subsanar hoyos en el presupuesto", dijo la especialista.

Macías añadió que eliminar el modelo de cuentas individuales y regresar al previo, en el que las aportaciones eran congregadas en una sola bolsa y luego distribuidas, es insostenible en términos económicos para el Gobierno debido a la estructura poblacional del país, donde el número de trabajadores jóvenes es inferior a la cantidad de personas pensionadas.

Son tiempos de astringencia financiera derivada de la pandemia.

El Gobierno Federal busca dinero hasta por debajo de las piedras. Aunque dice no que se endeudará, no abandona la práctica de ese deporte y esta semana se reveló que solicitó mil millones de dólares al Banco Mundial, para "gasto ordinario" y como una operación "de rutina ya planeada", aclaró incluso el influyente World Bank.

Hay muchos jóvenes construyendo su futuro y mucha gente sembrando el futuro, a los que no se les puede dejar de "dispersar" efectivo en estos días de "inactividad" por confinamiento.

Las elecciones federales intermedias están cada vez más cerca; sus campañas formales arrancarán exactamente en un año. No hay dinero que alcance por ningún lado.

Se antoja ya de pronósticos reservados el jaloneo en las cámaras y en los diferentes foros de opinión pública, tras la "bolsa de los 4 billones".

La bolsa del dinero de los trabajadores mexicanos.


hch