Todos toman sana distancia del Caudillo / En opinión de Francisco Rodríguez

26/05/2020 - 05:00

Redacción MXPolítico.- Es importante recapacitar. En julio del 2018, como por arte de magia, sentamos en la Silla del Águila a quien debía ser la solución... ¡y resultó ser el problema! Un ser menudo, irritante, de muy pocas luces y de gran soberbia, que sigue vengándose aun de los que votaron por él, porque la gran mayoría esté arrepentida de haberlo hecho.

El chairopopulismo está formado en el pequeño círculo interior que ya le queda, de gente que puede clasificarse en fanáticos erráticos, propagandistas pagados, aprovechados de su debilidad, bomberos políticos que se le esconden, aduladores que presumen de ideólogos y francotiradores revestidos de dinero.

Neumólogos, infectólogos de prestigio, operadores de crisis, previsores de conflictos, estabilizadores de tensiones, conciliadores de sectores agraviados, conciencias críticas del Caudillo brillan absolutamente por su ausencia.

Igual los levantadedos en automático que en los últimos meses se quedaron mudos, estáticos y desautorizados para poder conseguir el apoyo de sus pares en las Cámaras para poder integrar una mayoría mínima y para poder votar una iniciativa de cajoncito.

Práctico, el cerdito del cuento, ya se cansó de reprenderlos, ya le da hueva enseñarles cada rato cómo se hace, dar la cara siempre por ellos, asumir las culpas de los demás, estar pendiente de salir al ruedo para corregir las pendejadas y sandeces que se le ocurren al Caudillo de Tepetitán un día sí y otro también.

Va por el fraude electoral en 2021, pero no tiene con qué

A estas alturas, ya nadie duda de que el Maduro mexicano tratará de robarse la elección intermedia del 2021. El problema es que le faltarán mapaches. Los operadores no creen en él, ni en sus promesas y, como usted sabe, para hacer el gran fraude electoral se requiere por lo menos un ejército probado y eficaz de operadores en tierra y a boca de urnas.

También hay un dato mayor: ya no podrá contar con el enorme y disciplinado grupo de maestros del viejo SNTE que le facilitaron la integración de las mesas directivas de casilla para vigilar la elección.

Un partido como Morena, sin estructuras nacionales muy difícilmente los pueda juntar. Y si no puede con eso, menos tendrá los ratones locos, los rellenadores de urnas y los vigilantes de que el proceso electoral le rinda resultados favorables al Caudillo sin ejército. Sus militares consentidos, de uso no saben ni jota.

Él solo se va a ir minando y acabará con su capital político

Y no sólo eso: el número de arrepentidos irá aumentando a medida que el chairo mayor, incontinente y desesperado, salga a sus giras de proselitismo, se suba a los templetes y exhiba su estado actual de desconexión mental, su debilidad agresiva frente a auditorios que lo estarán sometiendo a prueba e impugnándolo.

Él solo se va a ir minando y acabará, en poco tiempo, con cualquier capital político que haya tenido y con el que todavía le quede.? En las entidades con mayor padrón de electores, Estado de México, Cdmx, Veracruz, Jalisco, Puebla, Oaxaca, por ejemplo, los grupos regionales van a rechazar el fraude. En muchos de ellos, van a tener el apoyo del gobernador, dueño de las boletas y de las actas.

En los estados morenistas, sólo podrá contar con islotes aislados de seguidores fanáticos. En el sureste, donde la oposición está cada vez más desunida, puede compactarla el objetivo común de votar por todos, menos por aquél que represente los intereses y las posturas del Caudillo.

La credibilidad de la población en la Cuatroté ya está agotada

Los operadores políticos de primer nivel se están convenciendo de que la única oportunidad que tienen para salvar el pellejo, para conservar la cara, es irse desmarcando gradualmente del Caudillo, ir construyendo los puentes de enlace con las fuerzas políticas que quedan en el panorama desastrado del país.

Si no lo hacen así, lo comentan entre sus íntimos, serán parte de lo que el viento se llevó. Ellos lo saben, por eso ya quieren estar lejos del que manda, pues cada decisión mal tomada --que son todas-- incluso cualquier desprecio en público, puede hacerlos ver como personajes de papel maché. La palada definitiva para cualquier tumba.

Los operadores inteligentes saben que la credibilidad de la población está agotada. Se ha abusado de su capacidad de aguante. Muchos se sienten burlados y engañados. Chamaqueados por el Caudillo.

Un fraude electoral de Morena va a ser políticamente insostenible

La oposición real de empresarios regionales con poder de convocatoria ha hecho crecer una actitud electoral de rechazo. Todos piden alianza absoluta, unidad contra el déspota de Palacio, pero hasta ahora nadie ha propuesto una línea metodológica para lograrla. Es lo único que falta para un caldo de pollo, donde lo que sobra es el pollo y sólo faltan los cocineros.

Falta hacer la lista de los catalizadores del descontento, los procesadores de la inconformidad, los candidatos y nuevos rostros que aglutinen la rabia, la revancha y el rencor acumulados. Un fraude electoral de Morena, apoyando sus resultados en las zonas rurales, en los cordones de miseria, en los estados incondicionales, va a ser políticamente insostenible, ante el peso de la opinión pública nacional y extranjera.

El fraude puede querer instalar una mayoría reeleccionista que no va a tener sustento ni credibilidad para reformar la Constitución a contrapelo de las condiciones reales del país. Una alianza de las oposiciones en el recinto podría echar por tierra cualquier tentación autoritaria.

Existen muchos políticos regionales que ganan la elección bajo las siglas de cualquier partido registrado. Sólo es cuestión de darse una vuelta por los estados para detectar quienes son. Pero saben que su única condición para el triunfo es no postularse por Morena, ya que sería el suicidio. Morena ya no es bandera para ganar. Es sólo un monigote que nadie quiere cargar sobre sus hombros.

Acercarse al Caudillo, ni locos. Sólo un enajenado lo podría hacer

Cuitláhuac García, Cuauhtémoc Blanco, Rutilio Escandón, Miguel Barbosa, Adán Augusto, Claudia Sheinbaum, son seres absolutamente demolidos en sus bases de influencia. Ya nadie busca su apadrinamiento, porque saben que sólo es un pasaporte al fracaso. Hoy son el ejemplo vivo de la sana distancia. Por otro lado, acercarse al Caudillo, ni locos. Sólo un enajenado lo podría hacer. Saben que es el rey Midas, pero al revés: lo que toca lo convierte en mier...

El grupito de fanáticos del chairopopulismo representa hoy las antípodas del poder, de la credibilidad, de la confianza, de las simpatías. Es un puñado espurio y farsante de improvisados y ganalones en la corrupción. Lo bueno es que ya el pueblo lo sabe.

Un Midas bizarro que está a punto de convertirnos en mier…

Quienes manejan hoy los partidos de oposición no garantizan formar un bloque electoral unido. Son demasiado sensibles al influjo del dinero oficial. En esas condiciones, es un sueño guajiro pensar en una coalición electoral. Pero es diferente el método si cada figura distrital o estatal escoge al partido que lo registrará como candidato.

En todo caso, la consigna sigue siendo: hay que parar a como dé lugar al Midas bizarro, antes de que nos convierta en mier…

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Las elecciones de 2021, a pesar de ser sólo para diputados federales, serán sin duda las más importantes en lo que va del siglo. Y por supuesto del milenio. E importantes no por el número de gobernadores que se habrán de elegir, que serán 13. Tampoco por el número de legislatura locales a renovarse, que serán las de 27 estados. Ni por las entidades que tendrán elecciones de ayuntamientos, que serán 28. En total estarán en disputa alrededor de tres mil 200 cargos de elección popular, entre diputados –-tanto federales como locales–-, alcaldes, regidores y síndicos municipales. Además de 13 gobernadores. Sólo dos entidades, Durango y el Estado de México, no tendrán comicios locales.

 
Autor: Francisco Rodríguez 
Contacto: https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @Indiceolitico / @pacorodriguez

 


- - -

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.