Y la Sangre Cubre a México Gracias a los Criminales y sus Armas Letales / En opinión de Nidia Marín

24/11/2020 - 12:00


• Irrefrenable el Trasiego Entre los Países
• La Incautación Mundial es de 550.000 Piezas
• Los Altos Niveles de Ferocidad Delictiva
• Vínculos Entre Tráfico y Muertes Violentas


Redacción MX Político.- Ni la pandemia, ni los procesos electorales o las contingencias climáticas frenan la venta de armas. Y es terrible, pero al avanzar el siglo XXI los narcotraficantes mexicanos, lo mismo que los criminales en general cuentan con armamento y equipo cada vez más moderno y letal, gracias al contrabando.

Hay de todo: Ametralladoras calibre 7.62 milímetros, explosivos B-4, cohetes antitanque M72 y AT-4, lanza cohetes RPG-7, lanzagranadas MGL calibre 37 milímetros, granadas de 37 y 40 milímetros, además de fusiles Barret calibre .50, así como proyectiles con tiro nocturno y expansivos y armas con capacidad para disparar municiones calibre 5.7 x 28 o “mata policías”, al ser capaces de penetrar distintos tipos de blindajes (en autos y chalecos), son algunas de las armas que conforman sus arsenales.

Los expertos en armamento lo han venido señalando desde hace décadas, pero hoy más que en otros tiempos a nadie le importa y pareciera que hasta están protegidos. Y mientras la sangre cubre a México.

Hace algunos años se alertó de la transformación existente en el poder adquisitivo de armamento sofisticado, lo que ha puesto en alerta y encendió los focos rojos, decían, de las autoridades tanto del vecino país del norte como de las mexicanas, pero hoy pareciera que so n temas que se quedaron en los escritorios de los políticos, mientras las consecuencias de esa actitud no es otra cosa que la muerte básicamente de mexicanos.

La Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) en su Estudio Mundial Sobre el Tráfico de Armas de Fuego 2020 señala la incautación mundial de 550.000 armas según los datos disponibles, América del Norte es la principal subregión de donde proceden más armas de fuego incautadas. En menor escala, Europa y Asia Occidental son también importantes puntos de partida. No obstante, las corrientes ilícitas internas dentro de cada subregión suelen representar una proporción significativa de las armas de fuego que entran en el mercado ilegal, sobre todo dentro de América del Sur, el Norte y Occidente de Europa y Asia Occidental.

Además, precisan que América Central y del Sur, junto con Asia Occidental, representaban más del 80% de los destinos del tráfico. Estas principales zonas de destino destacan además por sus altos niveles de violencia delictiva o conflictos, y muestran los vínculos entre el tráfico de armas de fuego y las muertes violentas.

En México también. Sólo hay que revisar los miles de muertos en la República tan sólo en este año 2020, aunque las autoridades lo nieguen.

Porque, además, las armas de fuego tienen una larga vida útil, y su circulación antes y después de su desviación al mercado ilegal suele entrañar varias transferencias, dice la ONU.

Porque, también, otra realidad que señala es que el precio de la compra de armas de fuego en el mercado ilegal suele ser considerablemente más alto que en la esfera lícita, pues refleja los riesgos adicionales y la especulación que conlleva el mercado ilegal. Sin embargo, existen algunas excepciones. En América Latina y el Caribe, por ejemplo, los precios de las armas de fuego ilícitas fueron inferiores a los precios en el mercado lícito. “Esto indica que hay una amplia disponibilidad de armas de fuego en el mercado ilícito”, recalca.

Y lanzan una alerta sobre las incautaciones de piezas y componentes de armas. Expone la ONU que son relativamente raras en comparación con las incautaciones de armas de fuego: de media, solo el 5% de la cantidad de armas de fuego.

Explica que de promedio, se incauta una mayor proporción de armas de fuego en el contexto de delitos violentos en los países con altas tasas de homicidio (como México, aunque no lo dice).

Añade: El mismo vínculo se muestra en las incautaciones de drogas. Además, las drogas aparecen como el producto básico más común interceptado en las mismas incautaciones que las armas de fuego, seguido de bienes falsificados, bienes culturales y recursos naturales. Resulta difícil determinar el vínculo entre el tráfico de armas de fuego y el contexto delictivo más amplio en el que se producen las incautaciones.

La UNODC recomienda: “Los países deben rastrear sistemáticamente el origen ilícito de las armas de fuego incautadas en el contexto de otros delitos, con miras a investigar y enjuiciar el delito de tráfico ilícito, más allá e independientemente del delito principal que haya dado lugar a la incautación del arma de fuego. Sin esto, los países no podrán detectar y combatir las redes de tráfico ilícito y reducir las corrientes de armas ilícitas para 2030”.
 
 
 
 
 
 
- — -
 
 
 
 
 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.