¿Preocupado y Ocupado? / En opinión de Jesús Michel Narváez

29/10/2020 - 11:37


Redacción MX Político.- Durante largos 8 meses nos han engañado. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus –aún no se le denominaba Covid-​19.- se nos dijo en palabras del presidente López que México estaba preparado desde hacía tres meses. (La aparición del letal enemigo se dio en diciembre de 2019 y aquí se registró el primer caso el 28 de febrero. Luego, entonces, México tenía todo para hacerle frente al problema desde ¡noviembre!).

Con el paso de las semanas y con una letalidad altísima –nuestro país es el de más alto rango según los especialistas globales-​, se nos llamó a atender las indicaciones surgidas del “conocimiento científico” y los mexicanos acatamos sin chistar las recomendaciones.

A pesar de estar en aislamiento, de utilizar cubrebocas que “no sirve para nada”, decía Hugo López-​Gatell, de abandonar la vida social, de quedarse en casa como león enjaulado, el número de fallecimientos fue creciendo de manera exponencial. El escenario “catastrófico” analizado y pronosticado por el mismo funcionario, era que habría 60 mil muertes. Vamos en los 90 mil y contando.

Hace un par de semanas se dio la alerta: hay rebrotes en cuando menos 8 estados y el semáforo epidemiológico regresara al rojo. Sin embargo, en ese lapso el presidente y su vocero sanitario insistieron en que la curva estaba aplanada, que la pandemia estaba domada y casi, casi recomendaban regresar a la vida normal. Muchos mexicanos lo hicieron y comenzaron a asistir a los restaurantes, ir a fiestas, quitarse el cubrebocas, no guardar la sana distancia y más. Y el resultado está a la vista: el Covid-19 no regresó. Nunca se fue.

A diferencia de su insensibilidad mostrada en estos largos e indeseados 8 meses, finalmente el presidente se declaró “preocupado y ocupado” por la nueva ola de la pandemia.

No ha hecho nada nuevo para su contención y en lugar de seguir el ejemplo por las medidas que adoptan Francia, Alemania, Italia y España las critica y mantiene su postura de dejar hacer lo que les venga en gana a los habitantes de este país llamado México.

De ninguna manera se trata de que se tomen medidas “autoritarias” (¿más?, diría el de enfrente) sino que a los enfermos, a los contagiados que acuden a los hospitales para recibir atención se les brinde y no se les regrese a sus casas hasta “que tengan más síntomas”.

La política de camas vacías no ha resultado lo mejor. Las cifras de muertos y contagiados así lo demuestran. ¿En qué se ocupa el presidente? Más allá de la frase, no es el Covid y sus consecuencias, sino cómo los gobernadores se rebelan porque quieren dinero para las elecciones.


¡¡¡¡Bah!!!


E-​mail: jesusmichel1​1​@​hotmail.​com, Twitter: @jesusmichelMx
 
 
 
 
 
 
- — -
 
 
 
 
 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.