El plato fuerte en la contienda por La Casa Blanca... MEXICANOS / En opinión de Jorge López-Portillo Basave

13/07/2020 - 05:00

Redacción MXPolítico.- Hay agravios que no se olvidan, pero la historia no es fija”. Aconsejado por Luis Videgaray,  Peña invitó al candidato Donald Trump a México, la critica social le costó el trabajo a su Secretario de Hacienda. El candidato  había emitido ataques muy fuertes en contra de los migrantes mexicanos –ellos ven a todos los latinos como  mexicanos- e incluso amenazaba con romper el TLCAN. Los expertos del gabinete de Peña desde la Secretaria de Economía decían  “que Trump no podría ganar las elecciones”… y que “quienes se asustaban por el riesgo de que llegase a ser Presidente, eran personas ignorantes que desconocían la política de EUA”. Un par de meses después borraron sus Twitters y de inmediato empezaron a decir que una cosa era el candidato y otra el Presidente, asegurando que el TLCAN era irremplazable e intocable. Se reintegró a Videgaray al Gabinete Peñista ocupando el cargo de Canciller, como ofrenda de Paz para apaciguar al magnate ahora Presidente.

Por segunda vez nuestros expertos se equivocaron y menuda sorpresa se llevaron cuando Trump anunció que se saldría del TLCAN; acto seguido nuestros expertos cambiaron de opinión –de nuevo- y dijeron que el TLCAN sí se podía mejorar. El Presidente de EUA aceptó la idea de tomarse foto con Peña por corresponder a la cortesía del año anterior pero en cuanto entro AMLO iniciaron las reuniones necesarias para dar continuidad a la relación con el nuevo gobierno. Como es natural el ahora Presidente de México en su campaña había declarado fuertemente en contra del Presidente de EUA,  pero en México una cosa es el candidato y otra el Presidente como dijo el entonces Secretario de Economía de Peña, seguramente basados en su propia experiencia.


ENTENDIENDO A TRUMP CUANDO… NI ÉL SE ENTIENDE

Los Estados Unidos como cualquier potencia no tiene amigos sino intereses. Hoy los Intereses del Presidente de EUA se alinearon con los del Presidente de México, como en su momento los de Clinton con Zedillo o los de Obama con Calderón. Trump es una persona arrebatada que comete multitud de errores, incluso en su propio detrimento, descarrila su mensaje con escaramuzas de cualquier tipo, pero esta semana se portó como un buen vecino. No sólo atendió a su invitado como lo que es –El Jefe del Estado Mexicano-  sino que le dio varios “regalos”, entre ellos la captura de Cesar Duarte, la respuesta a la carta Diplomática que hace meses había enviado Ebrard para saber qué paso con el desgraciadamente famoso y poco esclarecido operativo Rápido y Furioso que durante las administraciones de Calderón y de Obama infiltraron armas ilegales para armar a los narcos mexicanos, lo que a mi parecer es una idea macabra y retorcida de aplicar la política de Seguridad Nacional con un hecho extraordinariamente penoso aceptado por ambos gobiernos. 
Trump planeó la semana para dedicarla a los hispano-americanos y le dio el 1er sitio  a AMLO, nos guste o no, los que son igual de impulsivos y que se insultaron durante sus campañas, lograron acuerdos, no sabemos en qué tantas cosas, pero cuando menos en algunos temas que ya son públicos y que se han correspondido “favores”. El anunció de Marcelo Ebrard con relación a la Vacuna vs el COVID19 a la que México tendrá acceso también se acordó en esa gira por Washington.

Nuestro Presidente tuvo un gesto extraordinario y arriesgado, al aceptar visitar en este momento al Presidente Trump quien como hace 4 años va muy abajo en las encuestas, de hecho se asemeja a Bush Padre en 1988 quien estaba 17 puntos por debajo de su oponente. A pesar de que no se tocaron oficialmente los temas ásperos como migración o el famoso muro, el presidente López Obrador tubo un mensaje con varios aciertos y algunos errores. Por ejemplo le recordó que hay “agravios que no se olvidan” pero le reconoció que hay acuerdos “implícitos y explícitos” como el del petróleo ¿o el de Duarte?, como el de la Frontera sur o ¿la Vacuna vs COVID19? ¿o los Dreamers?

La semana fue muy buena para AMLO, el retorno de Lozoya, Ayotzinapa, la detención de Duarte, la información del programa Rápido y Furioso y el asunto de los Migrantes Dreamers como sorpresa para el cierre de la semana. Coincido con el 51% de los mexicanos que creemos que la visita a EUA fue exitosa en especial porque el Presidente que más ha criticado públicamente a México y a los migrantes desde Woodrow Wilson,  fue el que más alabó a los mexicanos en su mensaje del pasado 8 de julio y esto no sólo es por la campaña por la Presidencia de EUA sino porque AMLO fue a visitarlo. 


¿TRUMP PRO LATINO? EL JUEVES  CREÓ UN ZAR PARA ASUNTOS HISPANOS 

AMLO estaba por aterrizar en México cuando Trump firmó Decreto para la creación del Consejo Hispano para asesorar a la Casa Blanca y coordinará esfuerzos para promover el Desarrollo Económico y Educación que afectan a dicha comunidad. 

En dicho evento Trump detalló logros económicos de los hispano-americanos, exaltando estadísticas comparativas de distintas administraciones. Durante su administración los hispano-americanos alcanzaron mayores ingresos proporcionales y las menores niveles de desempleo en la historia de dicho país. Muestra de esta prosperidad económica son las remesas que envían a otros países que en estos años han roto todos los records. A dicho evento acudieron varios líderes sociales y empresarios hispanos; de entre los cuales sobresale el director de la empacadora de alimentos Goya que fue fundada en 1963 y emplea de forma directa a más de 4 mil trabajadores, siendo más grande que del Monte y de La Chata en los EUA. 

El poco ortodoxo inquilino de la Casa Blanca cerró la semana reuniéndose con venezolanos exiliados en Florida, en donde dijo… “votar por Biden es votar por Maduro y un régimen comunista en EUA”. Como cereza del pastel, Trump anunció que emitiría un Decreto para legalizar a más de 750 mil jóvenes llamados Dreamers, beneficiando también a sus familiares directos, es decir más de 2.1 millones de personas de las cuales casi 2 millones serían mexicanos. 

Cuando Trump firme este Decreto podrá ser desafiado en las cortes por cualquiera que se sienta afectado ya veremos quién es el que se opone.


MORENA Y EL PARTIDO DEMOCRATA MODERNO

El partido Demócrata está muy lejos de lo que fue el centro ideológico de Bill Clinton o de Kennedy. Lo mismo podemos decir del partido Republicano de Reagan o de Lincoln. Con ambos tendremos retos y afrentas. Recordemos que lo ha dicho Trump en público y  los otros lo dicen en privado.

Con sus tontos arrebatos Trump nos mantiene al filo del asiento, pero no debemos confundirnos, los Demócratas han dicho en muchas ocasiones que EUA deben tener capacidad de “verificar los avances” en México y fue el Demócrata  Woodrow Wilson quien dijo… “Los mexicanos nacieron prietos y esclavos, nacieron nuestros”… son un pueblo de  “traidores y cobardes, ellos se encargan de matar por la espalda, no saben pelear con honor… se matarán entre ellos ”. 

Ante el fracaso del capitalismo voraz, muchos piensan que es la hora del Socialismo y México estará al día con un país vecino que proponga las tesis de Marx o Stalin o que apoye al régimen de Maduro en Venezuela. Todo esto puede suceder y no debe sorprendernos. 

El Joe Biden ha prometido legalización  millones de inmigrantes indocumentados, la mitad son mexicanos. Este punto sería muy bueno para nuestros paisanos, pero debemos recordar que desde Clinton lo han prometido. En el 2018 Trump  propuso a su Congreso legalizar a los “Dreamers”  por medio de una ley –que ahora será Decreto-, pero no se llegó al acuerdo, quedando claro que también los Demócratas  usaban el tema sólo por apariencia.

El Ex Vicepresidente se ha comprometido a comprar “primero lo americano” para fomentar los empleos locales, ofreciendo $700 mil millones de dólares y la reconstrucción de infraestructura. Propuso elevar los impuestos empresariales y aumentar las regulaciones para “cerrar lagunas legales que hoy permiten comprar mercancías o contratar servicios en el extranjero, afectando a los empleos locales”. 

Lo anterior nos recuerda el discurso Trumpista del 2016,  que de convertirse en realidad con Biden en el 2020, afectará –nuevamente- a los México, con oleadas de presiones económicas por parte del nuevo habitante de la Casa Blanca. 

EL candidato ofreció eliminar el 100% las emisiones de carbono para el año 2030, reconoce que su proyecto es ambicioso y que será impulsado con trabajo de americanos, eso indica que nuestro petróleo dejará de valer en 10 años y que los equipos nuevos también serán “Only American”.

En los años recientes Los Demócratas han favorecido a nuestros paisanos indocumentados con acceso a licencias de manejo sin tener que mostrar su estatus migratorio, lo que obviamente los obliga a pagar impuestos y a comprar seguros de auto. En general el voto hispano esta de su lado, pero las acciones económicas de Trump podrían robar algunos simpatizantes al campo de Biden, quien como la mayoría en EUA apoya a la Asociación Civil conocida como “Black Lives Matter”, dirigida -en parte- por un ex comunista detenido por terrorismo en los 60´s y que ha propuesto derribar estatuas de Gandhi, Cristóbal Colon, Washington, Churchill,  de La Virgen María y de Jesucristo entre otras. 

La guerra racial esta creciendo, incluso algunos futbolistas de negros atacan a la comunidad Judía, lo que podría arriesgar otra parte del voto tradicionalmente liberal.

De cualquier forma el 90% del voto afroamericano y la mayoría de las zonas urbanas están de su lado. Trump en verdad esta en una etapa difícil que el mismo provocó .

Biden y su campaña llaman traidores a su raza a los latinos o negros que voten por Trump, incluso han boicoteado a Goya quien dono 1 millón de despensas durante la pandemia a zonas hispanas de bajos recursos. ¿Será que el voto debe ser cuestión de piel?


DE TIN MARIN

En la época reciente los mexicanos no le hemos atinando al pronostico electoral gabacho, ni Peña porque él invitó a Trump y a Hilary pero ella lo rechazó. Si Biden es gana será una más en la cadena de apuestas fallidas de nuestros mandatarios y la Embajadora de México en EUA –quien se opuso al viaje-, se promoverá como sustituta de Ebrard, pero si AMLO y Marcelo le atinan, podría ser algo importante porque “Donald” tiene pocos amigos mandatarios y esta semana demostró que su atropellada ideología es ganar y dar las concesiones necesarias para hacerlo. De cualquier forma nunca vi a un Presidente reconocer tanto a los mexicanos, ni a mexicanos estar echando porras a nuestro Presidente en una gira por Washington.

Autor: Jorge López-Portillo Basave 

- - - 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.