México Está Aplanando la Curva... pero de Conocimientos / En opinión de Nidia Marín

27/05/2020 - 12:27


Redacción MX Político.- Aplanando la curva, pero de los conocimientos, por decisión oficial, México aguanta entre gritos y sombrerazos, pero también con cierto estoicismo de la clase media, las peores crisis, de salud y económica en 80 años, que ya tiene encima y lo empiezan a ahogar.

Por vez primera se perderán un millón de empleos… y contando. Por vez primera en ocho décadas morirán tantos mexicanos en menos de cuatro meses.

Nada que ver lo que sucede actualmente con la anterior crisis del siglo XXI, la cual inició entre el segundo trimestre de 2008 y principios de 2009. El origen no fue la pandemia que después arrasaría también al mundo, sino el sector financiero de Estados Unidos.

Para México, dijeron desde el sector oficial, sólo sería “un catarrito”, una simple “gripita”, pero se equivocaron y la caída del Producto Interno Bruto (PIB) fue dos y media veces superior a la ocurrida en el vecino del norte.

Los problemas no tardaron en aparecer. Además de lo del PIB, sobrevino la caída de ingresos provenientes de las remesas, el desplome del volumen y precios de las exportaciones, aumento del sector informal e incremento de la pobreza, de acuerdo al análisis realizado en aquel tiempo por la CEPAL.

En aquel año, el sufrimiento fue muy largo, con el desarrollo de lo que sería una pandemia de A H1N1, con una tasa de desocupación que pasó de 3.9% en 2008 a 5.3% en 2009, lo cual repercutió en una fuerte disminución de ingresos en los hogares mexicanos. Pero la enfermedad no fue la responsable de una mayor crisis económica, porque sólo costó de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud y la CEPAL pérdidas por 57,000 millones de pesos.

Sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), aseguró que la situación de salud en México en aquel año era de las peores entre los 30 países que la integran.

Otras repercusiones (que hoy no tardarán en nuestro país, si no es que ya están presentes) fueron el incremento en los precios de los alimentos. Así, en 2009, el valor de la canasta básica, considerado un indicador para la medición de la pobreza por ingresos, aumentó 10.5%. ¿Cuánto alcanzará en este 2020?

Aquella crisis económica se juntó con dos más, la de seguridad con la guerra contra el narcotráfico en pleno y 40,000 muertos como resultado y la sanitaria, donde también como hoy quedaron expuestas las deficiencias, la burocratización y la descoordinación del sector salud.

Ésta problemática se agravó en la actual administración al no surtirse las vacunas y medicamentos el año pasado y hoy profundizada a su máxima expresión por el coronavirus y debido a la decisión gubernamental, desde la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda de no dar el banderazo para la compra de medicamentos y vacunas.

Y con las consecuencias de esa pifia, con los dedos apretados contra la puerta, hoy los mexicanos padecemos la crisis sanitaria más grave desde hace 80 años que está dejando miles de muertos y de contagiados.

Como escribió en su momento el doctor Carlos Guzmán Nava “…se requiere abastecer al 100 por ciento todas las dependencias que prestan Servicios Asistenciales en Salud, establecer partidas presupuestales que permitan mejorar infraestructura, que el personal directivo responsable de administrar y decidir políticas en Salud tenga el perfil idóneo y la autoridad ética y moral suficiente para cumplir con el mandato”.

Es verdad, pero hay que preguntar cuántos mexicanos han muerto y morirán por esos errores cometidos, así como por las declaraciones vertidas, no para ayudar al cuidado de los no contagiados, sino exhortando a rebelarse a las normas científicas y recomendaciones de precaución.

También hay que preguntar si después de tantos desaciertos, uno tras de otro durante los meses que lleva el Covid-​19 haciendo estragos en México, los integrantes de tomar las decisiones en el gobierno federal ya aprendieron la lección.

De todos modos, cabe la frase de Fidel Castro: “La historia me juzgará”. Y ya lo ha estado juzgando… mal, muy mal.

 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.