De Frente Y De Perfil: Ley Barbosa / En opinión de Ramón Zurita Sahagún

26/05/2020 - 11:55

Puebla es una entidad en la que por décadas se congregan gran cantidad de estudiantes, debido a que ahí se ubican cientos de colegios e instituciones de educación superior privados.

Redacción MX Político.- Cuenta con una buena y reconocida universidad pública (BUAP) y muchas privadas, incluidas las principales del país que ahí tienen una sucursal de ellas. Lo mismo el Tec de Monterrey, que la Iberoamericana, la del Valle de México, la Anáhuac, la Universidad de Las Américas y muchas locales, la Universidad Madero, la Libre de Derecho, UPAEP, del Valle de Puebla, Universidad de la Sierra, Universidad Benito Juárez, Universidad Tec de Oriente, Universidad Cuauhtémoc, Universidad Americana de Puebla, IEXE Universidad, por señalar unas cuantas. Se considera que Puebla es el estado con mayor número de universidades del país.

Los colegios son igualmente numerosos. Tuve el privilegio de estudiar la preparatoria en el Colegio Benavente, ligado a la Universidad Lasalle que también cuenta con universidad, aunque en Guanajuato.

Puebla ciudad fue durante la década de los 50, 60, 70 y 80s, la capital más importante, después del Distrito Federal, donde se congregaban los principales colegios de educación media, razón por la que se dejaron caer las universidades y se fundaron otras más, se sabe que cada rector de la BUAP al término de su gestión funda su propia universidad.

El anterior antecedente es en razón de la Ley Barbosa, una reforma a la Ley de Educación que fue enviada al Congreso estatal y aprobada en Fast Track por los diputados, en la que se establecen políticas severas en contra de los colegios privados, ya que se incorporan al sistema educativo estatal los muebles e inmuebles de estos y se aplicarán multas de hasta 434 mil pesos por la retención de documentación de los escolares y no brindar el servicio educativo.

La norma fue aprobada el 15 de mayo en la sesión virtual del Pleno del Congreso del Estado que duró siete horas de discusión y uno de sus artículos más polémicos es el que establece que los muebles e inmuebles destinados a la educación impartida por las autoridades educativas estatal y municipales y por los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios en el Estado de Puebla, así como los servicios e instalaciones necesarios para proporcionar educación, forman parte del Sistema Educativo Estatal, lo cual puede interpretarse como una apropiación del Estado..

Se considera que los usuarios de los servicios escolares podrán solicitar a las autoridades de la SEP acciones de vigilancia para el cumplimiento de la impartición de la educación, incluido el costo de las colegiaturas.

La medida aprobada en Puebla provocó gran polémica, principalmente por parte de los rectores de las universidades privadas y hasta el ajonjolí de todos los moles, Gustavo de Hoyos, quien se apropió del tema el que combatirá, dijo.

Sin embargo, hay quienes ven alguna bondad en dicha reforma, ya que los directores de las escuelas privadas en todos el país se adjudican el derecho de no dar exámenes a los alumnos que no estén al corriente de sus cuotas o secuestran sus documentos, lo que puede orillarlos perder un año escolar.

En las universidades hay varias que realizan sorteos y obligan a los a los alumnos a convertirse en vendedores de boletos y si no logran colocarlos, simplemente los suman a sus pasivos.

El tema da para más y habrá que seguir el derrotero del mismo, aunque el senador Ricardo Monreal, consideró que no es correcto establecer esos parámetros en estos momentos, porque dan pie a seguir la confrontación de los sectores de la población.


Email: ramonzurita44@hotmail.com


 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.