Este año, un PIB de -8.8%, y en el 2021 crecería a 4% / En opinión de Edgar González Martínez

28/05/2020 - 12:05


• Desconcierta la caída y la recuperación en sólo 12 meses
 

Redacción MX Político.- Significativa, pero desconcertante la proyección de la economía mexicana que hace el Banco de México en el Informe Trimestral Enero-Marzo de 2020, en donde prevé una recuperación en V, esto es, una drástica caída de la economía este año, con un PIB de -8.8%, y un repunte de 4% al año siguiente. 

Por supuesto, no son pocos los analistas que se preguntan cómo la economía mexicana podría pasar -tan pronto- de un escenario de intensa crisis a un auge en tan sólo meses de diferencia. Por supuesto, se menciona que esa abrupta recuperación, vendría de la mano del repunte de la economía de Estados Unidos y Canadá, a través del TLC.  

Pero nadie puede asegurar si la economía estadunidense repuntará ni de que tamaño sería este repunte. Por supuesto, la economía mexicana sí estaría indisolublemente ligada al crecimiento del vecino del norte, pero también a la prolongación de la crisis enmarcada en las consecuencias de una pandemia que no se sabe cuando terminará, que daño hará y cuando se podrán recuperar los empleos perdidos y falta de producción para abastecer el mercado interno y estar en posibilidades de exportar. 

La crisis financiera de EU no sería muy significativa toda vez que ese país tiene la maquinita de hacer dólares, pero aún así, no va a ser fácil remontar un ambiente de inseguridad de la población que ha visto fallecer a más de 100 mil compatriotas en menos de 2 meses.  


Todo listo para Simposio Virtual “La Nueva Era del Turismo”.

El Secretario General de la Organización Mundial de Turismo, Zurab Pololikashvili, participará, junto con el ex Presidente de España, José Ma. Aznar, en el Simposio Virtual “La Nueva Era del Turismo” contemplado para el próximo 11 de junio. Sin duda éste será un parteaguas para el Sector, gracias a la iniciativa del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), presidido por Braulio Arsuaga, en coordinación con Francisco Madrid, titular del Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur). 

Además del titular de la OMT, también destacan otros conferencistas con amplia experiencia en el Sector, incluidos varios exsecretarios de Turismo Federal como Leticia Navarro, Claudia Ruíz Massieu y Enrique de la Madrid, así como la titular del Consejo Mundial del Viaje y Turismo (WTTC), Gloria Guevara; Luis Carlos Ugalde, director general de Integralia por mencionar a algunos, quienes participarán en diferentes paneles que van desde el entretenimiento y la hospitalidad, hasta restaurantes, destacando también el entorno económico y político del país, así como el regreso a las actividades.


Fortalecer el sistema pensionario mexicano, reto pendiente.

México, como muchos países, enfrenta el reto de un eficiente sistema de pensiones, y mucho se ha hecho para su atención y buena conducción. La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) reconoce que los retos en materia pensionaria y sus implicaciones socioeconómicas y de finanzas públicas no dejan de ser una deuda pendiente con la sociedad. 

No podemos -señala el organismo-, darnos el lujo de permitir que el destino nos alcance, sobre todo tratándose de un insoslayable tema de justicia social como el vinculado al bienestar de los adultos mayores. En las últimas semanas, diversos actores económicos, políticos y sociales del país, así como diversos organismos internacionales, han señalado la urgencia de llevar a cabo una reforma al sistema mexicano de pensiones. 

Esta preocupación y sentido de urgencia se ha acentuado a medida que se aproximan al retiro los primeros trabajadores de la Generación AFORE. Sin embargo, existe un gran desconocimiento de la población (e incluso por parte de importantes actores políticos, sociales y económicos) sobre los sistemas de pensiones en México.

Y efectivamente, como lo señalan muchos especialistas en el área de pensiones, no son pocas las voces que dicen que el sistema de pensiones mexicano, es un fracaso. Pero esto no es exclusivo de México. Muchos sistemas pensionarios en el mundo, incluidos países de gran desarrollo, están resquebrajándose. 

Por lo que hace al caso de México, se habla ya de la “crisis de pensiones que se avecina”, “el tsunami pensionario”, “la bomba de tiempo de las pensiones”. Esta supuesta amenaza se nutre del hecho de que las pensiones que ofrecerá el Sistema de Ahorro para el Retiro (generaciones AFORE) en los próximos años serán bajas y que muchos mexicanos no tendrán siquiera derecho a obtener una pensión del SAR, por paupérrima que ésta pueda ser. 

El debate público se centra en la imperiosa necesidad de llevar a cabo una reforma de pensiones que parte de una cruda realidad: las pensiones a que pueden aspirar los mexicanos en el SAR son muy bajas, y más temprano que tarde confirmaremos esa predicción. Por ello, es imperativo atender esta problemática. 

Es un tema de justicia social y un riesgo para la estabilidad socioeconómica del país; no ahora, pero sí puede ser un tema serio en 20 o 30 años. Son dos las causas principales de la baja cobertura y suficiencia pensionaria del SAR. 

La primera, que ya he repetido en innumerables ocasiones, descansa en el tamaño del sector informal del mercado laboral, lo que se refleja en que un bajo porcentaje de la población cuente con las semanas de cotización suficientes para obtener una pensión y/o con el ahorro obligatorio suficiente para aspirar a una pensión digna y suficiente. 

El otro problema con el SAR es el bajo nivel de contribuciones tripartitas Estado-Patrones-Trabajadores. En el caso de los trabajadores afiliados al IMSS, las aportaciones tripartitas son de sólo 6.5 por ciento del salario base de cotización. En el caso de los trabajadores afiliados al ISSSTE son mayores 11.3 por ciento de su sueldo básico (y no de su salario integrado, el cual incluye la compensación garantizada). 

Estas contribuciones son de las bajas del mundo. Por ejemplo, en Chile el trabajador aporta 10.5 por ciento de su salario elegible y las aportaciones promedio en los países de la OCDE, sin importar el tipo de sistema pensionario, son de 30 por ciento y la mayoría las cubre el trabajador. Un agravante adicional al bajo nivel de contribuciones es que tres cuartas partes de los afiliados al SAR ganan entre uno tres salarios mínimos. 

Con los bajos ingresos de la mayoría de los mexicanos, su capacidad de ahorro es prácticamente nula. Si a ello sumamos la falta de una educación sobre finanzas personales, incluida la falta de culturas sobre el ahorro, el reto es verdaderamente mayúsculo. En pocas palabras, el sistema enfrenta retos de suficiencia, cobertura y densidad de cotización. 

Siendo así, no importa qué tan elevados sean los rendimientos que las SIEFORE ni cuán bajas sean las comisiones que las AFORE cobran por administrar los ahorros de los trabajadores, ni cuál sea el requisito mínimo de semanas cotizadas, ni cuál sea la edad de retiro, el SAR está condenado a ofrecer pensiones bajas, muy por debajo de las expectativas de la población.


loscapitales@yahoo.com.mx
www.agendadeinversiones.com.mx

 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.