Los desplazados / En opinión de Luis Ramírez Baqueiro

06/08/2020 - 05:00


Redacción MXPolítico.- Vaya que el Congreso de Veracruz estará en los siguientes días en el ojo del huracán.

Las más recientes determinaciones del Poder Legislativo habrán de tener consecuencias sumamente serias.

La aprobación y designación de 6 nuevos magistrados del Poder Judicial de Veracruz habrá de ser la razón, de la posible continuidad del propio Poder Legislativo tras desacatar una instrucción de jueces federales, que vía amparos prohibían la determinación de elegir y remover a actuales magistrados.

Pero al interior de la Legislatura se enfrentan serios problemas de cohesión y unidad, al menos en el grupo parlamentario más fuerte: Morena.

Resulta ser que tras la votación del pasado 30 de julio, Itzel Castro Castillo, Alma Rosa Flores Ceballos, Lizbeth Aurelia Jiménez Aguirre, María Lilia Viveros Ramírez, Aileth García Cayetano y Antonio Sobrevilla Castillo, como nuevos integrantes del Poder Judicial, se logró descubrir un viso de fractura al interior de la fracción parlamentaria de Morena.

Pues resulta ser que las iniciativas que antes requerían del apoyo mayoritario de todos los integrantes de dicha fracción parlamentaria comandada por el legislador Juan Javier Gómez Cazarín, dejaron de ser tan indispensables como ellas y ellos se lo pensaban.

Si, de buenas a primeras y bajo un trabajo fino se logró contar con el respaldo de un importante grupo de legisladores del Partido Acción Nacional, quienes sin pensarlo se sumaron a la propuesta y la aprobaron, contraviniendo con ello, una determinación de su dirigencia estatal, la cual quedo literalmente borrada.

Y es que la estrategia estructurada por Gómez Cazarín con el aval del mismo gobernador Cuitláhuac García Jiménez, permitió de un solo tajo se pudieran deshacer de la operación política de dos actores antagónicos pero necesarios en su momento.

Dejando fuera al grupo de Manuel Huerta Ladrón de Guevara y al grupo que dice comandar el presidente del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés.

Fue tan fuerte el golpe que los morenistas al verse rebasados, de inmediato orquestaron una reunión para tramar las acciones y medidas a emprender, pues con ello, se les acabaron las aspiraciones para recibir apoyos y ocupar nuevos encargos electorales.

Así mediante un comunicado se terminaron de evidenciar al informar que a la convocatoria habrían acudido: Cristina Alarcón Gutiérrez, Jéssica Ramírez Cisneros, Ana Miriam Ferráez Centeno, Augusto Nahum Álvarez Pellico, José Andrés Castellanos Velázquez, León David Jiménez Reyes y José Magdaleno Rosales Torres.

Todos identificados con el delegado federal del Bienestar, al menos eso es lo que ha trascendido.

Del otro lado, la operación ejecutada dejó más solo que camello en el desierto al otrora poderoso cacique de la huasteca Joaquín Rosendo Guzmán, a quien afirman, le tienen tremenda carpeta con procesos listos para ser ejecutados tras su paso por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Pesca (Sedarpa) apenas intente rebelarse contra el Gobierno Estatal.

Descobijado en esta intentona dejan en Acción Nacional a su coordinador Omar Miranda Romero, a quien le habrían ofrecido ser candidato a la alcaldía de Xalapa, cosa que podría esfumarse de continuar la alianza entre panistas del bloque yunista y Morena.

El efecto Cazarín tuvo más consecuencias de las esperadas por algunos, los cuales han descalificado la operación del diputado, pero la que ha resultado ser más efectiva a final de cuentas.

El desenlace de este tremendo culebrón habrá de ser de pronóstico reservado.

 

Sextante.

Nuevamente discreto y sin armar mucha pantomima política el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García se anota un nuevo punto tras el anuncio del calendario escolar y de procedimientos de inscripción para el próximo ciclo lectivo 2020-2021.

La máxima aquella de trabajo mata grilla la sigue empleando a la perfección.

 

Al tiempo.

 
Autor:  Luis Ramírez Baqueiro
Contacto: astrolabiopoliticomx@gmail.com
- - -

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.