EL CASTILLO: Instalaron Ring Político / En opinión de Lilia Arellano

29/10/2020 - 14:34

Redacción MX Político.- Entre que son peras, manzanas o perones, ya los enfrentamientos no solo se darán entre los 10 gobernadores de la Alianza Federalista y el primer mandatario, sino se han subido al ring de lo impredecible mandatarios surgidos de Morena y como dice la canción uno que otro viejo buey. En una esquina, pidiendo diálogo, informando ya no los recibe ni la titular en Gobernación, tampoco asisten los enviados de Alfonso Durazo a las reuniones sobre seguridad, o sea les han hecho un vacío sin registro no solamente en la historia de sus entidades sino del país, aparecen los mandatarios de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Aguascalientes, Guanajuato, Durango, Nuevo León, Jalisco, Colima y Michoacán. En el extremo opuesto están los de Baja California, Chiapas, Morelos, Puebla, tabasco, Veracruz, la Ciudad de México y Oaxaca. Los primeros pertenecen al PRI y a la alianza PAN-PRD; los segundos son morenistas y un oaxaqueño con un pie en el tricolor y el otro en el partido de AMLO. 

Unos reclamando, otros defendiendo y en el centro de semejantes disputas los ciudadanos a quienes no se les dan explicaciones suficientes sobre la falta de una estrategia nacional clara para el combate del coronavirus, para enfrentar una inseguridad cada vez mayor, mucho menos se percibe exista salida  para la crisis económica ya sea a corto o mediano plazo, soluciones que conlleven a disminuir el desempleo y, tan han adquirido dimensiones extraordinarias todos estos puntos que no aparecen los reclamos por esa deficiencia educativa con la cual van abonando a que México cuente con millones de mexicanos cuya preparación académica sea lo suficientemente incompetente  como para impedirles empleos dignos o posibilidades de desarrollarse profesionalmente a, por lo menos, dos generaciones. 

El Ejecutivo federal acusa a los gobernadores de estar desesperados por conseguir votos, de encontrarse preocupados por las próximas elecciones, temerosos de perder, dejando en entredicho alguna dosis de vocación democrática y, de ahí, los animara a realizar consultas ciudadanas, los invitó a permitir “el pueblo bueno” sea quien opine y… Nada más, porque eso de ser los habitantes de este país quienes manden está por verse y, para comprobarlo basta con citar las palabras del tabasqueño, sus afirmaciones, lo dicho recientemente: “si son miles, me voy”. Y en el Zócalo y avenidas adyacentes se concentraron miles y… dijo “no me voy”. Si nos atenemos a las respuestas sobre interrogantes en torno a sus aspiraciones futuras, recordaremos la frase “denme por muerto” o “yo no voy” y… estaba vivo y fue y lo hizo tres veces. 

No se requiere de una bola de cristal para tener la seguridad de ordenar se pongan a trabajar sus “ranchos” en redes sociales para denostar a los mandatarios, como tampoco se tienen dudas  les serán aplicados con mayor rigor que a ninguna otra entidad los recortes presupuestales y éstos seguirán siendo por miles de millones de pesos. No resistiría el tabasqueño ni siquiera la proximidad de un empate y el festinar llevar a los gobernadores a beber de sus aguas al pretender consultas públicas a mano alzada, tan criticadas en el pasado reciente, comete una gran equivocación: le recetarán un agua de su propio chocolate. 

Si el resultado de las votaciones en Hidalgo y en Coahuila tienen al tabasqueño hecho una furia, con deseos de desquitarse de todos y con todos, incluyendo a los supuestos nuevos dirigentes nacionales de Morena, al entregarle, tal y como lo ha pedido, resultados del avance a la consulta de los 10 mandatarios integrantes de la Alianza Federalista, los corajes irán en aumento y llevarán a la toma de determinaciones en las cuales, de nueva cuenta, demostrará hacia donde apunta el camino a seguir: autoritarismo y desconocimiento de los otros poderes, de las instituciones, de … la Ley. Por lo pronto se sabe de lo exhaustivo del trabajo ordenado a la Auditoría Superior de la Federación para hacer rendir cuentas muy claras a los gobernadores “incómodos”-
 

 
 
- — -
 
 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.