Aquí nomás mis Chicharrones Truenan / En opinión de Mouris Salloum George

06/06/2020 - 11:16


Redacción MX Político.- Como un rapaz reptil, subyace el instinto caciquil. Era la marca de la casa de la dictadura priista.

Todo el empalagoso merengue que adorna el falso discurso democratizador se derrite al calor de la perversa acción de señores de horca y cuchillo de cuello blanco que todavía pululan en algunos territorios feudales de la República

La encarnación más representativa de ese anti modelo de conducta política, es el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, quien parece devoto del corrido, Jalisco nunca pierde/ y cuando pierde arrebata…

De arrebatos, en efecto, está hecha la agenda del mandatario jalisciense. Éste forma parte de un grupo de siete gobernadores que se creen con autoridad para enseñar a rezar El bendito al jefe del Ejecutivo federal, como si sus casas estuvieran rechinando de limpias.

Los Derechos Humanos, en entredicho en Jalisco

En recientes horas hizo explosión en Guadalajara la ira popular por el desapego de Alfaro Ramírez al orden constitucional en su entidad en materia de Derechos Humanos.

La masiva e indignada movilización fue motivada por el tumultuario ataque hace un mes a un humilde trabajador, Giovanni López, en un municipio jalisciense, con el pretexto de no llevar cubre-bocas; luego imputado de agresión a agentes de la autoridad.

¡Que atrevido! aquel ciudadano: “Agredió” a los tripulantes de siete patrullas policiacas que “lo amonestaban” por incumplir las recomendaciones para prevenir el coronavirus. Salta a la vista la desproporcionalidad, en número, fuerza y poder de fuego aplicada por agentes de la ley contra un individuo desarmado.

Familiares y amigos de Giovanni López clamaron justicia contra los agresores de uniforme, placa y pistola. Su clamor fue desoído por la autoridad municipal. Recurrieron entonces a palacio de gobierno en la capital.

Pero el gobernador anda de cumbre en cumbre con sus pares y no se dio tiempo de atender la demanda. Ayer, miles de personas salieron a las calles en son de protesta. Se armó la trifulca campal. Adelantamos el dictamen: En Jalisco no pasa nada. 

Escribe: Mouris Salloum George
Director General del Club de Periodistas de México, A.C. 


 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.