¡Misterio resuelto! Identidad de Lelo, una de las grandes dudas de Quentin Tarantino en Pulp Fiction:

25/05/2020 - 05:00

 

Redacción MX Político.- Pulp Fiction es una de las grandes obras maestras del cine, en gran parte gracias al desempeño de Tarantino como director, pero sobre todo por el genial elenco de personajes que conforman su trama. Uno de ellos, ha sido un misterio durante más de 25 años, el gigante vestido de cuero conocido como El Lelo (Gimp), que aparece en la escena de secuestro de Butch (Bruce Willis) y Marsellus Wallace (Ving Rhames).

Una de las escenas más brutales de Pulp Fiction tiene lugar cuando los dos personajes están secuestrados en el sótano del dueño de una casa de empeños, que está acompañado por sus guardaespaldas Zed (Peter Greene) y un tipo muy violento ser al que llaman El Lelo.

El guion no da ninguna pista sobre el personaje, pero Tarantino tenía una historia de fondo pensada para él, que ahora ha decidido hacer pública.

Cuando Marsellus y Butch escapan de sus torturadores, el personaje de Bruce Willis golpea a Gimp en la cabeza antes de huir de la tienda. Posteriormente se revela que el hombre vestido de cuero decide ahorcarse. Y según el director esto se debe a que, en el fondo, El Lelo ya estaba muerto por dentro, y sólo le mantenía con vida el síndrome de Estocolmo que le unía a Maynard (Duane Whitaker).

No juega de ésta manera en la película. Pero en mi mente, cuando lo escribí, El Tarado ya estaba muerto“, explica Tarantino en una entrevista con Empire. “Butch lo noqueó, y luego cuando se desmaya está ahorcado. En términos narrativos, él era como un autoestopista o alguien que recogieron hace siete años, y lo entrenaron para que fuese la víctima perfecta”.

El Tarado fue interpretado por el actor Steve Hibbert, que pasó tres días en el set de rodaje de Pulp Fiction vestido completamente de cuero. En una entrevista con Vulture en 2014 por el 20 aniversario de la película Hibbert explicó que no tenía ni idea de cuál era la historia de su personaje, pero teniendo en cuenta que cuando aparece está encerrado en una jaula, es muy probable que Gimp no fuese la primera mascota de Maynard y Zed.

 

Has