OMCT exige a Piñera “garantizar el derecho a la vida y la salud” de indígenas mapuches presos en Chile

11/08/2020 - 18:00

Redacción, MX Político.- En vísperas de cumplirse cien días de la huelga de hambre que iniciaron indígenas mapuches, el secretario general de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), Gerald Staberock, urgió al presidente de Chile, Sebastián Piñera Echenique, a adoptar medidas que “garanticen su derecho a la vida y salud (de los huelguistas)”, y llevar a cabo “un diálogo con los presos mapuches para atender sus demandas”.

 

En un pronunciamiento fechado el 8 de agosto en Ginebra, Suiza, Staberock recordó que el 24 de julio la OMCT remitió a Piñera un primer comunicado en el que manifestaba su preocupación por la aplicación “selectiva y discriminatoria” de la Ley de Indulto General Conmutativo, para evitar la propagación de covid-19 en prisiones, de la que se excluyó a los indígenas mapuches presos.

 

Tras resaltar que al menos 4 mil personas que estaban privadas de la libertad están siendo beneficiadas por el arresto domiciliario a raíz de esa medida, el secretario general de la OMCT resaltó que la exclusión de los indígenas mapuches contraviene lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), vigente en Chile desde septiembre de 2009.

 

La falta de aplicación del Convenio 169 “ha hecho que 27 presos mapuches en distintos centros penitenciarios en el país iniciasen a principios de julio una huelga de hambre en reivindicación a su derecho a recibir un trato no discriminatorio”, apuntó Staberock en la misiva, en representación de 200 organizaciones de 90 países que conforman la Red SOS-Tortura.

 

“La situación se ha agravado desde nuestro primer pronunciamiento. No solamente el gobierno no ha dado ningún paso tendente al diálogo con los huelguistas, tras más de 94 días de huelga, sino que aquellos que se encuentran en el Centro Penitenciario de Angol han iniciado el pasado 5 de agosto una huelga seca de carácter indefinido”, apuntó el defensor, tras manifestar su particular preocupación por la salud  del líder espiritual Celestino Córdova Tránsito, ingresado en el hospital intercultural Nueva Visión, a quien se le ha negado un tratamiento de conformidad con su cosmovisión, lo cual podría ser calificado también como un trato cruel, inhumano o degradante de conformidad con lo establecido en la Convención contra la Tortura”.

 

El secretario general de la OMCT llamó a las autoridades chilenas a “iniciar de manera urgente un diálogo de alto nivel con los presos mapuches para atender sus demandas, de carácter intercultural, y que tenga en cuenta los estándares de derechos humanos que protegen los derechos de los pueblos indígenas”.

 

Asimismo, pidió a las autoridades “aplicar a este colectivo las medidas alternativas a la cárcel que la propia legislación chilena establece, de conformidad con lo establecido en el Convenio de la OIT y los principios de igualdad y no discriminación”.

 

La solicitud del diálogo es apremiante “ante el agravamiento de la situación de los presos mapuches en huelga seca”, alertó Staberock, quien turnó copias de la demanda a los ministros del Interior y Seguridad Pública, Víctor Pérez Varela, y de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, así como a la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren Silva, y al director de Carabineros de Chile, Alberto Rozas Córdova.

               

La carta de la OMCT se acompañó de un mensaje de despedida de Celestino Córdova Tránsito, sentenciado a 18 años de prisión por un doble homicidio que ha dicho no cometió.

 

El líder espiritual, que lleva el cargo de Machí, anunció que iniciar una huelga seca para acelerar su “desenlace (que) no será lento como se lo esperan todos los actores de los poderes del Estado y en particular el gobierno en turno y los sectores empresariales en general”.

 

Acusó al gobierno de Piñera de despojarlo de su familia, de su territorio, de sus pacientes --desde enero de 2013--, al ser “una autoridad espiritual mapuche”, tras imputarlo por el asesinato de una pareja de ancianos, Werner Luchsinger y Vivianne Mackay.

 

Luego de despedirse de su pueblo y alentarlo a continuar en la lucha “por su libertad espiritual” y exigir que no se le realice autopsia una vez que fallezca, Córdova agradeció el respaldo internacional y pidió “que le sigan exigiendo al Estado de Chile, de todas formas, devolver nuestro territorio ancestral mapuche”.

 

Entre las organizaciones mexicanas que se sumaron a la petición de atender las demandas de los presos mapuches destacan el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez y Centro de Derechos Humanos Paso del Norte.

 

Jam